Responsabilidad

La importancia del reciclaje: desarrollan materiales de construcción ecológicos


07/03/2019 | 11:30

CONTENIDO ESPECIAL EXTERNO

En 2014, tres amigos de Alta Gracia, Córdoba, decidieron hacer algo para cambiar el medioambiente y, al mismo tiempo, ayudar a los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Su idea fue utilizar el plástico de las botellas recicladas y fundirlo para producir Materiales de Construcción con conciencia ecológica. Su planta de producción genera ladrillos de plástico que sirven luego para edificar casas accesibles.

Tres años más tarde el proyecto de materiales de construcción ecológicos de la Fundación Eco Inclusión fue premiado por Google y obtuvo un premio de 350.000 dólares para expandir su operación. Antes de la premiación, la fundación contaba con una máquina que procesaba unos 20 kilos por hora. Gracias a este incentivo, esperan poder incrementar exponencialmente la producción de ladrillos elaborados a partir de desechos plásticos.

En Argentina solo se recicla un 15% de los 12 millones de botellas de plástico que se desechan diariamente. El plástico es uno de los materiales que más años tarda en degradarse una vez enterrado bajo tierra. Se estima que tarda unos 500 años en desaparecer. Al mismo tiempo, más de 3 millones de argentinos no tienen cubiertos su derecho más esencial: el acceso a una vivienda digna. El proyecto de Eco Inclusión apunta a mitigar ambos problemas, pero se requiere que el Estado acompañe y potencie estas acciones para que no funcionen en un vacío.

Eco Inclusión comenzó a operar con puntos de reciclaje a lo largo de la ciudad de Alta Gracia. Los habitantes dejaban allí sus desechos de plástico que luego son recogidos y llevados a la planta de producción, donde se trituran los desechos para luego darle forma al ladrillo. Gracias al rápido éxito de este proyecto, la fundación logró extender el alcance de sus puntos de reciclaje a localidades vecinas. Además, otras provincias se mostraron interesadas en la producción de ladrillos reciclables.

Según los integrantes de la fundación, con dos decenas de botellas se fabrica un ladrillo ecológico del mismo tamaño que un ladrillo convencional, de barro. La principal diferencia es que los ladrillos de plástico reciclado son un 30% más livianos que los de barro. Sin embargo, el costo de producción de los ladrillos de plástico es todavía mayor al de un ladrillo tradicional. Gracias al apoyo de Google y la compra de una nueva trituradora, Eco Inclusión espera reducir significativamente los costos de producción.

¿Qué materiales de construcción hay que tener en cuenta para generar un impacto positivo en el medioambiente?

Pero los ladrillos de plástico reciclado no son la única opción a la hora de pensar en una construcción con conciencia ecológica. Ya son varios los países que implementan políticas de protección ambiental o arquitectura sustentable. Esto consiste en reutilizar los residuos en vez de seguir agotando los recursos naturales.

Los materiales de construcción son considerados como ecológicos cuando sus procesos de producción, diseño, utilización y mantenimiento conllevan un bajo o nulo impacto en el medioambiente. Sus características más notables son la durabilidad, la capacidad de ser reutilizables y/o reciclables.

La pintura ecológica consiste de una combinación de elementos tales como leche, arcilla y pigmentos minerales. Los beneficios de estas pinturas son muy importantes para el ecosistema: no es tóxica, es biodegradable y tiene mayor longevidad. Además de su utilización en espacios interiores puede ser utilizada, también, para la elaboración de cuadros y pinturas artísticas.

Además de los ladrillos de plástico, también existen sustitutos naturales para el cemento, fabricados a partir de cenizas de bagazo de caña de azúcar. Estas nuevas mezclas ayudan a fortalecer las construcciones de concreto y le otorga mayor resistencia a los procesos corrosivos.

Otros materiales como el vidrio y la madera también encontraron alternativas sustentables. En el primer caso, es cada vez más frecuente el reciclaje del vidrio para recubrir diferentes superficies, como paredes o muebles. En cuanto a la madera, existen sustitutos fabricados a partir de compuestos de trigo, sorgo y cáscara de coco.