Negocios

La devaluación, lejos de alentar, frenó las reservas de turistas extranjeros al país

Por NURIA REBÓN
nrebon@cronista.com
Los arribos crecían hasta abril. En el sector esperaban un mayor alza, al bajar los costos en pesos para foráneos. Pero la percepción de la crisis y temor a conflictos, los ahuyenta
La devaluación, lejos de alentar, frenó las reservas de turistas extranjeros al país
NURIA REBÓN
25/06/2018 | 00:00
La devaluación del peso había impulsado una mejora en las expectativas de hoteles en el país y de quienes trabajan con el turismo receptivo. La llegada de extranjeros viene en alza desde el año pasado y se especulaba que, tras la depreciación de la moneda, aumentaran en mayor proporción, alentados por los menores costos locales.

 

Sin embargo, la corrida cambiaria y la incertidumbre lejos estuvieron, por el momento, de incentivar la llegada de extranjeros. En mayo, mes de la corrida cambiaria, las reservas emitidas para viajar desde todo el mundo a la Argentina se redujeron un 7,8%, contra igual mes de 2017, sobre todo por la caída registrada desde América latina, de 13,7%, ya que desde el resto del mundo hubo una leve alza de 1,5%, según un estudio de la consultora ForwardKeys, que predice tendencias de viajes en base al análisis de 17 millones de reservas al día.

Hasta abril, las reservas de extranjeros para viajar a la Argentina habían crecido 9,5% contra un año atrás; desde América latina, 10,5%, y desde el resto del mundo, 8,4%, según el estudio. En tanto, arribaron un 6,3% más de extranjeros, según el Indec.

La ocupación hotelera y, con ello, las tarifas también repuntaban, tras varios años en caída. Por la devaluación, en el sector auguraban un mejor desempeño al que se venía registrando hasta mayo, ya que el arribo de extranjeros, se estimaba, aumentaría a un mayor ritmo.

Sin embargo, las reservas emitidas en mayo para viajar al país mostraron lo contrario y, por eso, se prevé una baja de 4,9% en llegadas entre junio y agosto, contra igual período de 2017. Sólo en el caso de Brasil, principal origen de turistas hacia la Argentina, están un 9% por debajo, según ForwardKeys.

"Estuve en Buenos Aires hace sólo dos meses y había una actividad frenética, pero de repente Argentina sufrió un importante revés. Durante los cuatro primeros meses del año, el crecimiento en los viajes desde y hacia Argentina era muy próspero, pero en mayo todo cambió. Normalmente una caída en la moneda de un país conlleva un aumento en las reservas, ya que el destino se hace más atractivo para los visitantes internacionales. Sin embargo, una baja causada por una crisis económica y política interna puede de hecho ocasionar el efecto opuesto y desalentar a los visitantes, al menos en el corto plazo. Me gustaría apuntar a una recuperación, pero por el momento hay poca evidencia para ello", destacó Oliver Jager, CEO y cofundador de ForwardKeys.

Entre los países cuyos turistas más redujeron sus reservas en mayo, para el resto del año, figuran Paraguay, con una baja de 31,6% frente 2017; Brasil (-20,5%); Perú (-18,6%); Australia (-17,8%); México (-17,7%) y Ecuador (-9,5%).

La crisis económica, vista desde afuera, ahuyenta así a los potenciales viajeros atraídos por un tipo de cambio favorable.

Ante una consulta de El Cronista, Luis Millán, analista de Mercado de ForwardKeys, explicó que "es habitual observar una reacción positiva de la demanda a un cambio favorable en la tasa de cambio", algo que era esperado por la industria. Sin embargo, "en este caso no se trata simplemente de una devaluación de la moneda: la Argentina se enfrenta a una grave crisis económica, lo conlleva efectos colaterales negativos, como una mayor conflictividad social o inseguridad. La demanda reaccionó negativamente ante la incertidumbre", destacó.

Con respecto al resto del año, aún es difícil prever qué sucederá. "Todo depende del rumbo que tome la situación económica argentina y, sobre todo, de la percepción desde el exterior. La recuperación de la estabilidad económica podría ayudar a mejorar los resultados. La temporada alta de visitantes extranjeros comienza en octubre, así que todavía quedan algunos meses para mejorar la situación", comentó Millán.