Internacionales

Trump anuncia acuerdo con México e insta a Canadá a unirse después

Por  MÓNICA VALLEJOS

Trump remarcó que le cambiará el nombre al Nafta porque tiene "connotaciones muy negativas"; ahora se llamará "Acuerdo de Comercio de EE.UU. y México" y durará 16 años renovables.
Trump anuncia acuerdo con México e insta a Canadá a unirse después

27/08/2018 | 15:48

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció un acuerdo con México para renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan o Nafta), en vigor desde 1994, al que espera se sume "pronto" Canadá.

"Es un gran día para el comercio. Es un gran día para nuestro país", dijo Trump en el Despacho Oval de la Casa Blanca, y dialogó telefónicamente por altavoz ante la prensa con su homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, al confirmar que habían logrado cerrar las conversaciones bilaterales tras semanas de intensas negociaciones. 

Durante la charla, en reiteradas ocasiones Trump valoró la gestión de transición entre Peña Nieto y el presidente mexicano electo, Andrés Manuel López Obrador, para la negociación de este acuerdo, y manifestó estar "muy impresionado" con López Obrador.

En todo momento se refirió a un pacto bilateral de México y EE.UU., con frases como "un acuerdo increíble para ambas partes", mientras Peña Nieto destacaba la necesidad de que resulte trilateral con Canadá. 

Incluso, Trump remarcó que le cambiará el nombre al Tlcan porque tiene "connotaciones muy negativas", y que ahora se llamará "Acuerdo de Comercio de EE.UU. y México". Este principio de pacto tendrá una vigencia inicial de 16 años, que serán renovables, explicó el Representante de Comercio Exterior estadounidense, Robert Lighthizer. Contempla revisiones cada seis años, en las que se podrán añadir prórrogas de otros 16 años, si las partes lo acuerdan.

Los negociadores estadounidenses y mexicanos llegaron también a un pacto sobre las reglas de origen de los automóviles, pero "no se tocó" el tema de los aranceles de EE.UU. al acero y aluminio de México, y por tanto seguirán en vigor, indicó. "Creemos que el acuerdo va a aumentar el comercio y es bueno para los agricultores estadounidenses -agregó Lighthizer-. Y no creemos que sea malo para México, creemos que va a tener un efecto similar en México y que también va a crear empleos allí".

En cuanto a las reglas de control de origen de los automóviles, Lighthizer explicó que se exigirá que "el 75% provenga de la región", y que entre el 40 y el 45% del contenido de los vehículos sea fabricado por empleados con un salario de al menos u$s 16 por hora.

Sobre Canadá, que forma parte del Nafta desde su inicio en 1994 y no formó parte de estas conversaciones entre EE.UU. y México, Trump indicó que está por ver si "puede ser parte de este pacto". "(Canadá) puede ser un acuerdo separado o pueden sumarse", agregó Trump y dijo que las negociaciones con Ottawa comenzará "pronto" para su eventual integración.

Peña agregó que México desea la incorporación de Canadá a la mesa para una "exitosa" negociación del acuerdo comercial trilateral esta semana. 

Trump también amenazó con aplicar aranceles a los automóviles fabricados en Canadá si no se alcanzaba un acuerdo entre las tres partes. "Creo que con Canadá, francamente, lo más fácil que podemos hacer es aplicar un arancel a la entrada de sus automóviles. Es una cantidad tremenda de dinero y es una negociación muy simple. Podría terminar en un día y recibimos mucho dinero al día siguiente", dijo. 

Tras finalizar la conversación telefónica con su par mexicano, Trump expresó que "hemos hecho un acuerdo con Canadá... perdón, con México".

Luego afirmó que llamará pronto al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y que si Canadá quiere negociar de manera "justa", Estados Unidos hará lo mismo. Un alto funcionario de comercio de EE.UU. dijo que hay esperanzas de que se alcance un acuerdo final de las tres naciones tan pronto como el viernes. De su parte, el Gobierno canadiense dijo que "sólo firmaremos un nuevo Tlcan que sea bueno para Canadá y bueno para la clase media". 

Para Peña Nieto era fundamental lograr un acuerdo antes de que acabe agosto porque eso permite que sea él quien lo rubrique antes de abandonar el poder, el próximo 1 de diciembre. El impulso para reabrir el Tlcan, considerado hasta entonces un éxito de la integración comercial por los gobiernos de las tres países vecinos, fue la llegada a la Casa Blanca de Trump en 2017, quien lo calificó en reiteradas ocasiones como un "desastre".

El futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que el acuerdo "reduce la incertidumbre" económica y aseveró que el equipo ve "con buenos ojos" el entendimiento anunciado hoy, con "logros que favorecerán el entorno económico de nuestro país". Así como hizo Peña Nieto, Ebrard esperó que este "avance positivo" se complemente "en los próximos días" con Canadá, "un socio estratégico" para México.

Junto a Guajardo, también formaron parte de la delegación mexicana el canciller, Luis Videgaray, y Jesús Seade, designado como jefe negociador del Tlcan por parte del equipo de López Obrador. Seade dijo que el acuerdo en cuanto a automóviles es "balanceado" y satisface a las necesidades de la industria mientras Lighthizer sostuvo que el plan no fijará límites ahora a las importaciones de vehículos ligeros procedentes de México.