Internacionales

Por qué los incendios en el Amazonas ponen en peligro a todo el planeta

Según expertos, no sólo amenaza a las miles de especies de plantas y animales y a los cientos de comunidades indígenas que habitan allí, sino que pone en peligro al mundo, ya que entre otras cosas, contribuye a frenar el cambio climático.
Por qué los incendios en el Amazonas ponen en peligro a todo el planeta

23/08/2019 | 12:19

El incendio que afecta a gran parte de la selva brasileña y su posible destrucción total como consecuencia no sólo amenaza a las miles de especies de plantas y animales y a los cientos de comunidades indígenas que habitan allí, sino que representa una amenaza para todo el planeta ya que entre otras cosas, contribuye a frenar el cambio climático.

La Amazonia es considerada el pulmón del mundo porque absorbe millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera. Al reducir la cantidad mundial de este gas de efecto invernadero que calienta el planeta, contribuye a frenar el cambio climático.

A tract of Amazon jungle burns as it is being cleared by loggers and farmers in Novo Airao, Amazonas state, Brazil August 21, 2019. REUTERS/Bruno Kelly

La selva amazónica también desempeña un importante papel en la regulación del clima mundial, en la producción de agua dulce y en la conservación de especies de plantas que aún no han sido descubiertas por la ciencia y podrían tener beneficios en la medicina. Su desaparición no sólo amenaza, a las miles de especies de plantas y animales y a los cientos de comunidades indígenas que habitan allí, sino que también tiene consecuencias a nivel mundial.

La Amazonia es un gran sumidero de carbono. Su suelo y vegetación contienen aproximadamente una cuarta parte de todo el carbono del mundo que se almacena en la tierra. Pero, a medida que el bosque disminuye, también lo hace su capacidad de servir como depósito de carbono masivo para el mundo.

An aerial view of a tract of Amazon jungle burning as it is being cleared by loggers and farmers near the city of Novo Progresso, Para state, Brazil September 23, 2013. Picture taken September 23, 2013. REUTERS/Nacho Doce

Los árboles de la selva amazónica capturan millones de toneladas de dióxido de carbono para realizar la fotosíntesis. Este proceso posibilita el crecimiento y regeneración de los árboles y, además, reduce la cantidad del CO2en la atmósfera y libera oxígeno.

Con menor extensión de selva, la cantidad de CO2que ahora absorbe la Amazonia se verá reducida, como ya ha ocurrido. Hace tres décadas la selva capturaba el doble de toneladas que ahora (1.000 millones). Como resultado, el CO2se liberará de nuevo hacia la atmósfera, lo que podría acrecentar el calentamiento global.

La importancia de la selva amazónica también radica en garantizar la estabilidad del clima mundial. Sus bosques tropicales y regiones boscosas (por ejemplo, las sabanas) regulan las lluvias y mantienen el ciclo del agua. Los árboles de la Amazonia intercambian grandes cantidades de agua y energía con la atmósfera. El agua liberada por las plantas asciende hacia la atmósfera mediante la evaporación y transpiración de las plantas y, posteriormente, fluye por el aire a diversas partes de América.

Smoke billows during a fire in an area of the Amazon rainforest near Humaita, Amazonas State, Brazil, Brazil August 14, 2019. Picture Taken August 14, 2019. REUTERS/Ueslei Marcelino

Este fenómeno, junto con la gran cantidad de agua que la cuenca del río Amazonas aporta al océano, influye en el clima mundial y en la circulación de las corrientes oceánicas. “Amazonia es nuestra, no suya”, respondía el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, al ser preguntado por los registros de deforestación de Amazonia el mes pasado.

En este sentido, los activistas insisten en que si la destrucción de la selva representa una amenaza para todo el planeta, la propiedad es de todos.