Internacionales

Paraguay: Cartes deja una fuerte deuda social

Por SERGIO LANZAFAME
Paraguay: Cartes deja una fuerte deuda social

15/08/2018 | 02:31

Horacio Cartes Jara dejará hoy la presidencia del Paraguay y le entregará la posta a Mario Abdo Benítez, que asumirá rodeado de varios mandatarios de la región -incluido Mauricio Macri, Evo Morales, Michel Temer e Iván Duque- y las huestes de la agrupación política más popular de su país, Partido Colorado.

Cartes deja el cargo con una macroeconomía estable, pero con un número creciente de desafíos sociales en pobreza, educación y salud.

Cuando asumió el mando, el PBI era de u$s 38.000 millones y lo llevó a 45.000 millones en 2017, con un crecimiento promedio del 4,3%, un nivel envidiable para el período en la región.

Esto se combinó con un fuerte incremento en la deuda pública externa, que creció un 138% entre agosto 2013 y junio 2018. Según datos del Banco Central del Paraguay, la deuda pasó de u$s 2596 millones a u$s 6179 millones, entre los cuales se cuentan la emisión de seis bonos soberanos por u$s 3.400 millones.

Las reservas internacionales registraron un incremento del 43,8%. Pasaron de u$s 5800 millones a u$s 8.300 millones.

Este fuerte crecimiento, en cambio, no se compadeció con los datos sociales. La pobreza, según la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos (Dgeec) se redujo, pero muy poco. Pasó de un 28% en el 2013 a un 26,4% al cierre del 2017, aunque esa reducción no alcanzó para cubrir el crecimiento vegetativo de la población, por lo que en términos absolutos hoy hay más pobres que hace cuatro años atrás.

El desempleo, en tanto, creció unas décimas. Pasó de 5,02% a 5,2%, con lo que alrededor de 17.630 personas quedaron desempleadas.

Además, el porcentaje de la población con acceso a un seguro médico pasó de ser un 27,9% al inicio del gobierno a 26,76% al término del año pasado.

Abdo Benítez afirmó en los últimos días que durante su gobierno se continuará manteniendo una macroeconomía estable, invirtiendo fuertemente en obras de infraestructura, pero se reformulará la configuración de la gestión pública para impactar en el Índice de Desarrollo Humano. "Crecimiento económico sin reducción de la pobreza no es suficiente para Paraguay" afirmó.

El nuevo mandatario sostuvo durante su campaña que intentará "ampliar la base contributiva y formalizar la economía" y avanzar en "la lucha contra la evasión fiscal y la corrupción" que son "herramientas clave para mejorar la recaudación.