Internacionales

Las opciones de Turquía para afrontar la crisis

Por EXPANSIÓN
Subir las tasas de interés, acudir al FMI, o a Rusia. Esas son, entre otras, las que se barajan.
Las opciones de Turquía para afrontar la crisis
EXPANSIÓN
13/08/2018 | 04:30

¿Cómo se llegó hasta aquí?

Hay un cúmulo de factores. El más sonoro fue el encontronazo entre Donald Trump y Recep Tayyip Erdogan, a cuenta de los aranceles que quiere imponer Estados Unidos al aluminio y al acero. Esta medida dañó a la economía de Turquía, sobre todo por su situación delicada, con la inflación en el 15%. Los expertos afirman que su crecimiento en los últimos años tiene pies de barro, porque se basó en el endeudamiento. Además, el mercado desconfía de la independencia del banco central y del ministro de Economía del país, que es el yerno de Erdogan.

¿Debería Turquía subir las tasas de interés?

Es una opción de manual dado el escenario de la elevada inflación y del hundimiento de su divisa. Pero Erdogan no es partidario de subir el precio del dinero. Los analistas parecen descartar esta alternativa.

¿Puede pedir Turquía al rescate al FMI?

Resulta poco probable. Hay ciertos paralelismos entre la situación de Turquía y la de Argentina en junio, cuando el país encabezado por Mauricio Macri pidió un rescate millonario al FMI. Pero, para poder recibir la asistencia de la institución, Turquía tendría que aceptar un programa económico de ajustes, algo que sorprendería dada la heterodoxia económica del gobierno turco y el tono antioccidental de las últimas declaraciones públicas de Erdogan. Según Jane Foley, estratega de Rabobank citado por Financial Times, "es improbable que Erdogan conceda control fiscal al FMI".

¿Y a Rusia?

El mercado especula con la posibilidad de que Turquía se acerque a Rusia, y hasta a China, tras su enfrentamiento con Estados Unidos. Pero Rusia tiene también sus propios problemas con una economía igualmente débil y una divisa a la baja, así que la opción de que Putin terminará auxiliando a Erdogan tampoco resulta del todo viable.

¿Buscará Erdogan un acuerdo con Estados Unidos?

Por descabellado que parezca, es una opción. Aunque las relaciones entre Trump y Erdogan no atraviesan por su mejor momento, como se han encargado de airear ambos mandatarios, los analistas no descartan que el dirigente turco, acuciado por la crisis, busque un entendimiento con el siempre imprevisible presidente de EE.UU.

¿Podría imponer Turquía controles de capital?

Sí. Por el momento, las autoridades del país ni siquiera mencionaron esta posibilidad, pero los expertos creen que no puede descartarse. Sería una solución de emergencia para contener la salida de capitales del país. William Jackson, analista de mercados emergentes de Capital Economics, considera que estas medidas funcionan mejor cuando el país tiene un férreo control del sistema financiero, como en China, para evitar que los residentes retiren dinero del país. "En el caso de Turquía, la mayoría de los flujos es de inversores extranjeros que prestan o invierten dinero en el país", aporta.

¿Puede resistir Turquía sin hacer nada?

Una última alternativa es no hacer nada hasta que lo permita la presión en el mercado a la lira. Algunos analistas consideran que el nivel de déficit del país, del 2%, no es alarmante. Su economía podría crecer este año entre un 3% y un 4%, muy por debajo del 7% del año pasado. El mayor riesgo de esta estrategia es el elevado endeudamiento en divisa extranjera de las empresas turcas. La depreciación de la lira encarece esta deuda y dispara el riesgo de impagos.