Internacionales

La UE promete respuesta "rápida" si EE.UU. impone aranceles a autos

Por  MÓNICA VALLEJOS

Trump tiene 90 días para decidir si impondrá o no tasas suplementarias a las importaciones de automoviles europeos y la UE advierte que de aplicarlas, "la Comisión Europea reaccionará de manera rápida y adecuada”.
La UE promete respuesta "rápida" si EE.UU. impone aranceles a autos

18/02/2019 | 13:24

La Unión Europea (UE) le responderá rápidamente a Estados Unidos si finalmente le impone aranceles a los automóviles europeos, indicó la Comisión Europea luego de que el Departamento norteamericano de Comercio finalizara su investigación.

Si este informe se traduce en acciones en detrimento de las exportaciones europeas, la Comisión Europea reaccionará de manera rápida y adecuada”, aclaró el vocero comunitario Margaritis Schinas en Bruselas.  

El presidente de EE.UU., Donald Trump, tiene 90 días para decidir si imponer o no tasas suplementarias a las importaciones de automóviles y equipamiento europeas, una amenaza principalmente para la industria automotriz alemana. 

El presidente de EE.UU., Donald Trump

Trump había encargado al Departamento de Comercio una investigación para establecer la pertinencia de aplicar esas tasas en base al artículo 232 de la legislación comercial estadounidense, que se apoya en argumentos vinculados a la defensa nacional para limitar la importación de productos y bienes.

La Comisión espera, no obstante, un resultado “positivo” de las conversaciones entre UE y Estados Unidos iniciadas con la tregua comercial pactada en julio entre Trump y el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

Juncker “confía en la palabra del presidente Trump” y “la UE mantendrá su palabra, mientras Estados Unidos haga lo mismo”, agregó Schinas.

La jefa del gobierno alemán, Angela Merkel, calificó el sábado de "aterrador" que Estados Unidos considerara los automóviles europeos como una amenaza para su seguridad nacional.

Si el presidente estadounidense decidiera aumentar los aranceles a los automóviles, fabricantes alemanes como MercedesBenz, Volkswagen y BMW serían los más afectados. En el 2017, poco más de la mitad (8,3 millones) de los 17 millones de vehículos vendidos en Estados Unidos eran importados.

El CEO de BMW, Harald Krueger

En tanto, el banco central alemán Bundesbank anunció que la debilidad de la economía alemana continuará hasta la primera mitad de 2019. “La tendencia coyuntural al parecer se mantendrá también después de fin de año”. Sin embargo, “no hay señales de que esta ralentización se convierta en una recesión”, aclaró la entidad.

En todo 2018 la economía alemana creció 1,4%, después de un incremento económico de 2,2% en 2016 y 2017.