Internacionales

Empresas brasileñas ya asumen el riesgo argentino en sus balances

Por  MÓNICA VALLEJOS

Las chilenas también están pendientes de la situación local, en tanto que México se replantea cómo atraer a los turistas criollos, que son su tercer mayor contingente visitantes extranjeros
Empresas brasileñas ya asumen el riesgo argentino en sus balances

11/09/2018 | 17:33

La devaluación del peso argentino ya está impactando en las decisiones de las cúpulas empresariales brasileñas que exportan al país vecino, al punto que incluyen los riesgos de la crisis argentina en sus balances.  

Incluso, el banco JPMorgan hizo un análisis en base a informes de compañías de capital abierto y concluyó que las compañías brasileñas están entre las más afectadas por la inestabilidad argentina y señala a Alpargatas como la más impactada, junto a Ambev, Klabin y Braskem.

Según JPMorgan, el 19,1% de los ingresos de Alpargatas -entre otras, dueña de marcas como Hawaianas- está expuesto a la Argentina, donde su fuerte son los artículos deportivos. Mientras que hasta abril sus ventas tenían un buen desempeño, en el segundo trimestre la devaluación provocó un reajuste en los precios y una consiguiente reducción en las ventas.

Entre las medidas de Alpargatas para adaptarse a la nueva coyuntura argentina figura la importación de productos acabados y la reevaluación de la estructura de producción, indicó Folha do Sao Paulo. 

El encargado de Negocios Exteriores de la Confederación Nacional de la Industria (CNI) brasileña, Fabrizio Panzini, recordó que en crisis anteriores, las empresas brasileñas buscaron otros mercados para compensar la pérdida, y entre las alternativas se refirió a Chile, Perú y México al tiempo que consideró prematuro pronosticar si ésta nuevamente será la respuesta brasileña. 

En cuanto al importante sector automotor, se prevé que estará muy complicado. Para el segundo semestre "habrá una caída en el consumo local, a causa de medidas para controlar gastos públicos, y reducción de las importaciones, por la baja capacidad de los argentinos de comprar productos dolarizados", indicó el presidente de la Cámara de Comercio Argentino-Brasileña, Federico Servideo.

La cervecera Ambev, que según JPMorgan concentra el 8,2% de las ventas en Argentina, apuntó que por la inflación del país vecino y un alza en el valor de las materias primas, su costo subió un 3,8% en el segundo trimestre frente al mismo período de 2017.

La mayor productora y exportadora de papeles de Brasil, Klabin, está poco expuesta en el mercado argentino: 7,1% según JPMorgan. Su director financiero Gustavo Sousa indicó que en caso de que se reduzca el volumen de negocios, la firma redireccionará productos a otros mercados y explicó que la mayoría de las ventas de Klabin para Argentina se hacen en dólares.

Braskem, con el 2,6% de los ingresos expuestos a Argentina, detalló que su política de diversificación de mercados permite compensar variaciones de la economía en los países en que actúa.

Chile también está pendiente del mercado argentino

Desde Chile el Diario Financiero apunta que varias empresas chilenas con presencia en Argentina siguen atentamente la crisis económica y los posibles impactos en sus negocios. Un caso es la compañía Arauco, que tras dos décadas de operaciones en Argentina descarta un giro radical en sus operaciones. El gerente de Asuntos Corporativos y Comerciales de Arauco, Charles Kimber, se refirió a diversas crisis que atraveso la empresa en el país vecino y aseguró que "vamos a estar en el largo plazo en Argentina", agregando que "no hemos definido un plan de inversiones ni antes de la crisis, ni hace un año atrás ni ahora", y que el plan en sí consiste en un crecimiento orgánico. 

En la lista de JPMorgan figuran empresas basadas en Chile pero con operación en Brasil, como la minorista Cencosud (24,5%), la empresa de energía Enel Américas (16,7%) y la aerolínea Latam (11,5%). Según Folha, la compañía aérea indicó que la devaluación del peso generó una caída en la demanda de viajes de argentinos, pero como contrapartida, Argentina atrae ahora a más viajeros.

Cencosud dice tener buenos resultados en Argentina cuando se tiene en cuenta la moneda local, pero la depreciación del peso impacta los resultados si los valores se convierten a peso chileno. El minorista espera una reducción en la venta de importados en el país y, por eso, dice que ajustará su mix de productos.

Enel afirma no tener una gran preocupación por la crisis en Argentina. "El objetivo es mejorar el flujo de caja proveniente del país hasta que se resuelvan los problemas."

 

México se resiste a perder turistas argentinos

 

Otro país que se verá afectado por la crisis argentina es México y puntualmente, será un golpe para su industria turística ya que los argentinos constituyen el tercer mayor contingente de visitantes extranjeros en el país azteca, detrás de los estadounidenses y canadienses. 

Según El Economista America, en el primer semestre de 2018 unos 298.000 argentinos viajaron a México, donde ahora pronostican una merma de turistas del país sudamericano por el alza del precio del dólar y al aumento de las tasas de interés.

La Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación reportó que en el primer semestre hubo un aumento de 35.000 visitantes argentinos (13,3%) con relación a hace un año cuando, en el mismo período, ingresaron 263.000 (frente a los recientes 298.000). 

"En este momento los argentinos están dejando de comprar viajes, pero además la mayoría de las agencias de viaje en ese país está dejando de aceptar tarjetas de crédito como método de pago, y menos las promociones a meses sin intereses, porque temen que los consumidores caigan en impago", señaló Armando Bojórquez, presidente de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (Cotal) y de la red de franquicias Viajes Bojórquez. 

Cotal planea participar de la Feria Internacional de Turismo de América Latina que se hará en la capital argentina del 29 de septiembre al 2 de octubre, para ofrecer promociones especiales y acuerdos comerciales con operadores mayoristas en ese país, dada la importancia de este mercado para el turismo en México.

Según la Secretaría de Turismo (Sectur), hasta ahora la estadía promedio de los argentinos en México supera las 10 noches, el doble que la permanencia de los estadounidenses.