Internacionales

Duque aseguró que buscará la paz, pero revisará acuerdos con el ELN

Por SERGIO LANZAFAME
Impulsará una reforma constitucional para castigar a la corrupción y a la violencia política. Además, aseguró que las víctimas del terrorismo serán compensadas
Duque aseguró que buscará la paz, pero revisará acuerdos con el ELN

08/08/2018 | 02:00

Iván Duque asumió la presidencia de Colombia y se convirtió -con 42 años- en el más joven de la historia moderna de ese país.

Como digno delfín del ex presidente Álvaro Uribe Velez prometió endurecer las condicionalidades del proceso de paz con las guerrillas y basó su discurso en la promesa de dialogo y en el respeto a la "legalidad".

En su discurso criticó la gestión saliente del presidente Juan Manuel Santos, a quien culpó de la debilidad económica que atraviesan y del aumento de la criminalidad, el narcotráfico y los asesinatos. Prometió corregir los "problemas que se enfocaron mal". Entre ellos nombró el aumento del narcotráfico, los cultivos ilícitos, el clientelismo la corrupción, las bandas criminales y el asesinato de trescientos líderes sociales en el último año.

También marcó los "errores de la economía", sobre todo la expansión del gasto, una política impositiva errónea basada en la Ilusión de una bonanza petrolera transitoria y el deterioro del clima de negocios.

Sin embargo, el párrafo más extenso de su discurso lo dedicó a la temática del proceso de paz. Como miembro del uribismo siempre se opuso al diálogo y al acuerdo con las FARC. Sin embargo, no se pronunció por el desconocimiento de lo pactado ni dio por finalizadas las conversaciones con el ELN. Lo que hizo fue endurecer la postura del Estado.

Señaló que impulsarán "correctivos" para asegurar a las víctimas una "reparación efectiva", tanto moral como económica por parte de sus "victimarios" y que corregirán las fallas en la implementación.

También aclaró que cree en la desmovilización, pero despegó a la dirección de la guerrilla de las bases que pudieron haber sido reclutadas "por la fuerza". A ellos les prometió oportunidades de trabajo.

Respecto de las conversaciones con el ELN dijo que durante 30 días se reunirá con todas las partes involucradas para recabar opiniones y tomar una decisión, aunque aclaró que todo dependerá de la finalización total de la lucha.

La lucha contra el narcotráfico fue otro de los puntales de su discurso. Aseguró que "van a desarmar las redes" y reconvertir las plantaciones de droga en cultivos productivos.

Por lo demás, dejó en claro que su forma de construcción política estará basada en una fuerte ideología conservadora. Planteó, por ejemplo, que quiere construir una "sociedad de valores" y que propondrá "enseñar urbanidad y respeto para hacer una muralla ética que impida la tentación de la criminalidad en apego a los valores de familia".