Internacionales

Coronavirus: cerca de los 400.000 muertos, el norte reactiva y el sur sufre

El mundo enfrenta la pandemia con aperturas e intentos de reactivar economías que quedaron prácticamente destruidas por la enfermedad, y desesperadas políticas de contención de los altos costos humanitarios.
Coronavirus: cerca de los 400.000 muertos, el norte reactiva y el sur sufre

06/06/2020 | 18:52

A punto de perforar el piso de 400.000 muertes por el nuevo coronavirus , el mundo enfrenta la pandemia con aperturas e intentos de reactivar economías que quedaron prácticamente destruidas por la enfermedad, como ocurre en Europa y Estados Unidos, y desesperadas políticas de contención de los altos costos humanitarios que aquejan actualmente a algunos países de América y Asia.

Como ya es habitual, Brasil, Chile y Perú siguieron presentando hoy las peores noticias de la región en cuanto a las consecuencias humanitarias que provoca la Covid-19 .

Perú, con 4358 contagios en las últimas 24 horas, sumaba 191.758 desde el comienzo de la pandemia y escaló al octavo puesto entre los países con más casos confirmados, ahora por encima de Francia, según la base de datos en línea de la universidad estadounidense Johns Hopkins.

Chile, cuya población no llega a los 20 millones, reportó hoy 93 nuevas muertes y 5246 contagios en las últimas 24 horas, y la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, quien habitualmente entrega esos datos, anunció que entrará a partir de hoy en cuarentena  preventiva porque su chofer presentó síntomas respiratorios leves.

Chile reportó hoy 93 nuevas muertes y 5246 contagios en las últimas 24 horas.

El acumulado de fallecimientos en los tres meses que lleva la pandemia alcanza a 1541, mientras los infectados sumaron 127.745.

Brasil, el segundo país del mundo en cantidad de casos (614.941) y cuarto en número de muertes (35.026) anunció hoy que contará con otro método el número de muertos porque los datos actuales, divulgados a diario por el Ministerio de Salud, serían "fantasiosos o manipulados".

La información fue difundida en una columna, que comenta el diario O Globo, por el secretario de Ciencia, Tecnología e Insumos Estratégicos, Carlos Wizard, quien todavía no asumió formalmente el cargo.

"Hubo muchas personas muriendo por otras causas y los gerentes públicos, por puro interés en tener un presupuesto más grande en sus municipios, en sus estados, pusieron a todos como codiciosos (infectados con Covid-19); estamos revisando estas muertes", afirmó Wizard.

El gobierno suprimió en su informe de ayer el número total de muertes y contagiados, información que era divulgada por el Ministerio de Salud desde el comienzo de la pandemia. También eliminó el sitio web que contenía esos datos.

Brasil es el segundo país del mundo en cantidad de casos (614.941) y cuarto en número de muertes (35.026).

En los últimos días, el gobierno de Jair Bolsonaro retrasó la publicidad del balance general sobre el coronavirus con el objetivo de dañar la transmisión en las noticias del horario central. Después de este anuncio, los datos de Brasil desaparecieron del registro en línea de la Universidad Johns Hopkins, que hasta esta mañana presentaba un total de muertos en el planeta cercano a 397.000, y al no contar al gigante sudamericano dejó ahora esa cifra en 362.678.

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  mantiene en su página web los datos de Brasil, y lleva el total en el mundo a 392.802 fallecidos.

Reapertura con cautela en el Norte

España e Italia, dos de los más castigados del planeta por la pandemia, se preparaban este fin de semana para acometer una nueva fase de apertura de actividades dentro de lo que será la "nueva normalidad" y la "convivencia con el virus".

Mientras el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, reconoció que la economía del país podría retroceder 20 años, Italia reabrió esta semana sus fronteras internas y al turismo europeo para dar inicio a una nueva fase de la convivencia con el virus.

Italia reabrió esta semana sus fronteras internas y al turismo europeo para dar inicio a una nueva fase de la convivencia con el virus.

Tras casi tres meses de cuarentena, las consecuencias económicas de la pandemia empiezan ya a ser visibles en un país en el que, según el ente estadístico Istat, solo en abril se perdieron 240.000 empleos, y en el que el 13% de los comercios aún no pudo reabrir tras 80 días.

En España sucede algo similar. "La crisis social se va a agravar y van a llegar momentos muy difíciles", advirtió hoy el vicepresidente de Derechos Sociales del Gobierno, el izquierdista Pablo Iglesias, en un discurso dirigido a su partido, Podemos, en el que defendió medidas como el ingreso mínimo vital para las familias más necesitadas, aprobado recientemente, reseñó la agencia de noticias EFE.

En tanto, en lo que ya es una constante en ascenso, India volvió a reportar hoy una cifra sin precedentes de nuevos contagios - 9887, con 294 muertos- en las últimas 24 horas, y superó a Italia como el sexto país más afectado por la pandemia.

La mayoría de los nuevos casos han ocurrido exactamente donde temían las autoridades: en zonas rurales a las que regresaron decenas de miles de trabajadores procedentes de las grandes ciudades.

España también busca retomar la normalidad

Rusia también sigue ofreciendo números preocupantes. Hoy reportó casi 200 muertos en las últimas 24 horas, su segunda cifra más alta desde que estalló la pandemia, y cerca de 9000 nuevos casos, con lo que el total superó los 485.000 contagios, en tanto el acumulado de fallecidos alcanza a 5700.

Los nuevos datos se conocieron en coincidencia con la inauguración de la feria del libro de la Plaza Roja en Moscú y la reapertura de los templos ortodoxos de la capital, aunque en ambos casos con estrictas medidas de precaución sanitaria.

En el hemisferio norte vuelve a ser noticia Estados Unidos, que en algunos estados como Florida sigue sufriendo un número importante de muertes y casos -1300 nuevos contagios en el día-, pero el estado de Nueva York, epicentro de la pandemia, pudo celebrar hoy haber tenido en las últimas 24 horas 35 fallecidos, el nuevo mínimo, mientras se prepara para la reapertura de la Gran Manzana, donde comenzarán a levantarse ciertas restricciones el próximo lunes.

También México enfrenta aún fuertes subas de casos, con más de 110.000 (4346 entre jueves y viernes) y 13.000 muertes (625 nuevas), informaron autoridades sanitarias, mientras el gobierno de Andrés López Obrador presenta socorros financieros a los más perjudicados e intenta empujar una reactivación económica que sigue chocando con los efectos mortíferos del virus.