Internacionales

Confesión de su ex abogado deja a Trump con riesgo de ser destituido

Por SERGIO LANZAFAME
Si los demócratas recuperan el control del Congreso en las elecciones de medio término en noviembre, el presidente de EE.UU. podría ser sometido a juicio político
Confesión de su ex abogado deja a Trump con riesgo de ser destituido

23/08/2018 | 01:31

Donald Trump vive el momento más complicado de su mandato. Y ya los principales diarios de Estados Unidos hablan de un posible juicio político para destituirlo.

A pesar de que todos los números de la economía estadounidense le sonríen, el frente político se le complica día a día. Pero es el frente judicial el que lo puede condenar.

Horas después de que un juez condenara a quien fuera el principal asesor de la campaña presidencial en 2016, Paul Manafort, por ocho delitos de fraude, el ex abogado personal del presidente, Michael Cohen, el "perro guardián del clan Trump, confesó también ocho delitos y uno de ellos cometido por orden directa del propio presidente donde admite que usó dinero de la campaña para silenciar a sus amantes de manera que no afectaran su imagen.

El juicio a Manafort fue el primer proceso derivado de la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la intromisión rusa en los comicios de 2016 y la posible connivencia entre el equipo de campaña de Trump y Moscú.

Muchos ya hablan del "principio del fin" para el presidente a poco más de dos meses para las elecciones de medio término en las que el partido Demócrata espera un triunfo que le permita ganar la mayoría en ambas cámaras y tener las manos libres para impulsar el impeachment.

Por los pronto, desde el Partido Republicano ya evalúan la postergación del tratamiento del pliego del juez conservador Brett Kavanaugh a la Corte Suprema.

El abogado Cohen formalizó un acuerdo con la justicia para declararse culpable de delitos de fraude y violación de finanzas de campaña electoral en la que reconoció que le ordenó pagar a la modelo de Playboy, Karen McDougal y a la actriz porno Stormy Daniels para que no revelasen sus relaciones extramatrimoniales con el entonces candidato a la Casa Blanca.

Esto puede significar sólo un "delito fiscal" por el que podría declarársele culpable, pero no necesariamente significa que sea pasible de un juicio político porque no se trata de un delito de abuso de poder porque en ese momento no era presidente.

Hasta ahora sólo Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998 fueron juzgados y también absueltos.

La clave, sin embargo son las elecciones del 7 de noviembre, en las que se renuevan toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Las encuestas previas aseguran una victoria demócrata. El sitio de análisis de datos FiveThirtyEight, lo asegura con 75% de certeza.

Sus proyecciones indican que los demócratas podrían llegar en total a 230 escaños, frente a 205 republicanos, lo que representaría un cambio sustancial de la correlación actual de fuerzas que muestra 193 contra 236 a favor del actual gobierno.

Trump, por su parte, afirmó que los pagos dirigidos por su ex abogado a sus dos supuestas ex amantes para comprar su silencio durante su campaña electoral "no son una violación" a las leyes electorales. Los pagos "no vinieron de la campaña, vinieron de mí y ya tuiteé sobre eso", dijo en una entrevista al canal FoxNews.