Internacionales

China impondrá aranceles a productos estadounidenses por u$s 75.000 millones

En nuevo capítulo de la guerra comercial, el gobierno de Xi Jinping anunció este viernes que impondrá derechos aduaneros adicionales a las importaciones de soja, petróleo y autos fabricados en EE.UU., en respuesta a los gravámenes anunciados por Trump.
China impondrá aranceles a productos estadounidenses por u$s 75.000 millones

23/08/2019 | 11:01

El gobierno de China anunció este viernes que impondrá derechos aduaneros adicionales a 5078 productos estadounidenses por u$s 75.000 millones, en respuesta a los gravámenes anunciados por Donald Trump.

El Ministerio de Comercio chino informó que algunas de estas contramedidas entrarán en vigencia a partir del 1° de septiembre mientras que el resto de los nuevos derechos aduaneros se aplicarán a partir del 15 de diciembre, de la misma manera que el gobierno estadounidense dispuso la aplicación de aranceles a productos chinos por casi u$s 300.000 millones.

"Se aplicará un arancel adicional del 5% a las importaciones de soja y de petróleo estadounidense a partir de septiembre, y se sumará un arancel del 25% para los vehículos fabricados en los EE.UU.", señala el comunicado difundido por la agencia Bloomberg.

“Las medidas de EE.UU. han conducido a la continua escalada de las fricciones económicas y comerciales entre ambas naciones, que han perjudicado gravemente los intereses chinos, estadounidenses y de otros países, y también amenazan seriamente al sistema de comercio multilateral y el principio del libre comercio”, apuntó en un comunicado de la Comisión Arancelaria del Consejo de Estado, el Ejecutivo chino, divulgado a última hora de la tarde en Pekín

Tras el anuncio, en la Bolsa de Nueva York, el crudo de la marca WTI para entrega en octubre se abarataba u$s 1,24, cayendo hasta los u$s 54,11 por barril, mientras que en los mercados europeos los futuros del crudo de la marca Brent cayeron u$s 1,22 hasta los u$s 58,70 el barril, según Bloomberg.

Según el Washington Post, en los Estados Unidos crecen las alarmas por las señales de recesión que han surgido a pesar del bajo desempleo y el fuerte gasto de los consumidores. Por otra parte, el sector manufacturero se contrajo por primera vez desde 2009.

Al mismo tiempo, los medios chinos reflejan que el crecimiento económico de ese país se ha desacelerado a su tasa más baja en 27 años, a medida que disminuye la producción de las fábricas y aumenta el desempleo.

Las nuevas tasas chinas son en respuesta al anuncio de EE.UU. a principios de agosto, de aranceles del 10% sobre productos chinos por importaciones de u$s 300.000 millones a partir del 1 de septiembre, aunque Trump retrasó después este aumento hasta el 15 de diciembre. 

La gran controversia surgió justo después de esa amenaza, posteriormente rebajada, de Trump. cuando China dejó que el yuan se devaluara más allá de las 7 unidades por dólar.