Internacionales

China desafía a Estados Unidos y compra más petróleo a Irán

Por MÓNICA VALLEJOS
La decisión china suma problemas a la guerra comercial. Washington pidió que los compradores de crudo al país persa suspendan sus importaciones
China desafía a Estados Unidos y compra más petróleo a Irán

21/08/2018 | 02:00

En medio de la guerra comercial con Estados Unidos, China utilizará tanqueros de Irán para sus compras de crudo a la república islámica, a la que le brindará así respaldo financiero.

Y todo esto pese a que EE.UU. exhortó a los importadores de crudo iraní a suspender sus pedidos desde noviembre, como una forma de presionar al gobierno persa a negociar un nuevo acuerdo nuclear.

Japón, Corea del Sur, India y casi todas las naciones europeas ya recortaron sus transacciones.

De esta forma, Irán encontró en China a un poderoso socio, cuyas compras mensuales de crudo son de unos u$s 1500 millones y que tan sólo en julio, contrató 17 tanqueros a la empresa iraní National Iranian Tanker Co (NITC) para transportar el crudo.

Tras retirarse en mayo del acuerdo nuclear firmado con Teherán y varias potencias mundiales por considerar que el país persa incumplía las condiciones del pacto, EE.UU. reimpuso sanciones al régimen iraní.

China, que a su vez disminuyó sus importaciones de crudo estadounidense por efecto de la guerra arancelaria con Washington, ha dicho que se opone a sanciones unilaterales y que defenderá sus lazos comerciales con Teherán.

"El traslado comenzó recientemente y fue casi una decisión simultánea de las dos partes", dijo un ejecutivo de la industria petrolera en Pekín que pidió no ser identificado. Irán empleó un sistema similar entre 2012 y 2016 para eludir las sanciones aplicadas por potencias occidentales, las cuales redujeron sus exportaciones e hicieron virtualmente imposible conseguir los seguros de embarques para hacer negocios con Teherán.

Días atrás, el ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh,

dijo que la francesa Total dejó atrás oficialmente su inversión en el proyecto de gas de South Pars. Más tarde, la petrolera francesa que solía ser uno de los principales compradores de crudo iraní, confirmó su salida.

Las firmas europeas se desprenden del crudo iraní por temor a las sanciones de Washington y a perder acceso a operaciones que requieren de dólares estadounidenses.

En tanto, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo que no espera muchos progresos en las conversaciones comerciales con China esta semana en Washington, que se producen cuando entran en vigor nuevos aranceles a bienes chinos por valor de u$s 16.000 millones, junto a medidas de represalia de Pekín sobre bienes estadounidenses valuados en un monto similar.

"Soy como ellos, tengo un horizonte a largo plazo", agregó. Además expresó que "creo que China está manipulando su moneda, absolutamente. Y creo que el euro también está siendo manipulado".

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos también está realizando audiencias esta semana sobre propuestas para otros gravámenes sobre bienes del gigante asiático por valor de u$s 200.000 millones.