Internacionales

Chile: Piñera hizo un llamado a un "acuerdo por la paz" para solucionar la crisis

Luego de otra jornada de protestas y disturbios en Santiago y otras ciudades, el presidente Sebastián Piñera anunció tres grandes acuerdos que permitan una salida a la grave crisis que atraviesa el país andino.
Chile: Piñera hizo un llamado a un "acuerdo por la paz" para solucionar la crisis

12/11/2019 | 23:07

Tras una nueva jornada de máxima tensión en Chile, Sebastián Piñera dio un discurso desde la Casa de la Moneda en el que llamó a "unir voluntades para lograr un acuerdo por la paz, por la justicia y por una nueva constitución para Chile".

En esa línea, el presidente trasandino propuso que exista una clara participación ciudadana "no solo en su elaboración, sino que tengan la última palabra en el pacto social" que impulsa.

Acto seguido, hizo un llamado a concretar tres acuerdos nacionales para superar la crisis. En el primero fue enfático: un acuerdo por la paz, “que nos permita condenar en forma categórica y sin ninguna duda” la violencia ocurrida en las manifestaciones.

En un segundo punto, Piñera apuntó que impulsará un acuerdo por la justicia, “para impulsar una robusta agenda social” y “un Chile con mayor igualdad y menos privilegios”.

Y como tercer acuerdo, el mandatario mencionó la Nueva Constitución, con un plebiscito ratificatorio. “La grave situación que vive nuestro país exige, y con urgencia, dejar de lado todas las pequeñeces y las miserias”, señaló.

Condena a los violentos

Piñera pidió condenar todos los hechos de violencia y dijo que no se tolerará "ninguna violación de los derechos humanos". "Hoy hemos vivido otra jornada de violencia y de destrucción. Un nuevo dolor a nuestro país a pesar de los nuevos esfuerzos y sacrificios y abnegación delegado por nuestros carabineros y nuestra policía de investigaciones en cumplimiento de su mandato", dijo el presidente chileno.

Y añadió: “Por esa razón, le he solicitado al ministerio del Interior que mañana presente querellas por la Ley de Seguridad Interior del Estado contra aquellas personas que han promovido o fomentado” los actos de violencia".

Este martes, hubo saqueos en un local casi contiguo a la residencia del embajador argentino, que sufre también un hostigamiento de los manifestantes.

"Para fortalecer la indispensable labor que deben cumplir carabineros y la policía hemos decidido abrir la posibilidad de reintegración a carabineros y a la policía de investigaciones de todas aquellas personas que hayan tenido un retiro reciente y un servicio destacado para aumentar la capacidad y la eficacia de nuestras fuerzas del orden y seguridad", puntualizó Piñera en relación a los saqueos que se intenta evitar.

En el día 25 de movilizaciones contra el gobierno del presidente, el llamado a la huelga fue altamente apoyado en Santiago, donde vive la mitad de los 18 millones de habitantes de Chile. En ese marco, se esperaba esta noche un pronunciamiento del mandatario, que tenía prevista una reunión en el Palacio de La Moneda con el ministro de Defensa, Alberto Espina.

A las 17, miles de personas volvieron a congregarse en Plaza Italia, donde se mantuvieron hasta pasadas las 20, en cuyas inmediaciones hubo saqueos a comercios. Los hechos más graves afectaron al Apart Hotel Principado de Asturias, el que fue vandalizado, al igual que hotel del mismo nombre ubicado en Parque Bustamante. Este inmueble sufrió un principio de incendio, al igual que el restaurante La Hacienda Gaucha, el que fue sofocado por personal de Bomberos, luego de que se retiraran los saqueadores.

Los manifestantes, entre ellos obreros, estudiantes y docentes, reiteraron en Santiago sus reclamos de mejores salarios y jubilaciones y condiciones laborales, así como de una nueva Constitución que garantice el derecho a la educación y la salud pública y a un sistema de pensiones gestionado por el Estado y no de manera privada.

El transporte público operó con relativa normalidad, tanto los colectivos como el subte, al igual que el aeropuerto de Santiago, mientras que las clases fueron suspendidas y muchos organismos públicos prestaron servicios mínimos.