Finanzas y mercados

Tras reabrir el clearing, el 20% de los cheques emitidos fueron rechazados

Por  MARIANO GORODISCH

Una alta fuente del Banco Central informa que por falta de pago sólo se rechazó el 10%. Pero si se le suma todos los rechazos por fuerza mayor, porque en varios bancos no pudieron procesar la cámara, el porcentaje se duplica.
Tras reabrir el clearing, el 20% de los cheques emitidos fueron rechazados

29/03/2020 | 21:42

Tras reabrir el clearing, el 20% de los cheques vino rechazado. "Por falta de pago sólo se rechazó el 10%. Pero si se le suma todos los rechazos por fuerza mayor, llega al 20%. Pero la semana que viene no tienen pretexto porque ya saben en qué contexto están operando", advierte una alta fuente del Banco Central (BCRA).

El director financiero de un banco coincide: "Me dijeron que el rechazo por sin fondos no fue tanto. Pero que hubo rechazos por fuerza mayor, supongo porque no pudieron procesar la cámara en varios bancos, en especial en varios provinciales. Entonces los rechazaron, pero no por estar sin fondos".

El CFO de otra entidad comenta que la próxima semana tal vez algo se atenúe con las líneas de crédito nuevas, pero no será algo masivo. "Convenir no conviene darlas, pero algo se va a dar por la reducción de encaje, pero el banco elige a quién dárselo. De todos modos, no va a solucionar el problema de la cadena de pagos en la calle, con todos los comercios cerrados", reconoció.

"Es increíble la cantidad de cheques que entraron rebotados: consulté a colegas, tenían 20 cheques emitidos del 20 al 27 y les entraron devuelta 16 y muchos no llegaron a cubrir", revela el dueño de una ferretería.

Cuenta que distribuidores suyos estaban 'vendidos' con el banco (por haber hecho descuento de cheques) en más de $ 3 millones y saben que el 80% les va a venir para atrás. Desde otra distribuidora estiman que la semana que viene les vendrán entre $ 5 y $ 10 millones en cheques para atrás.

Y hay otros que siguen la ruta de los cheques, para ver si quien se los dio en su momento podrá cubrirlos, entonces mandan WhatsApp desde sus casas para ver el estado: "Cuando les dije que mis cheques tenían fondos por poco me hacen un monumento", cuenta un comerciante de la zona de Palermo.

"Yo hoy los puedo cubrir porque tenía resto en la cuenta corriente, pero los cheques que entren la semana que viene no sé si podré cubrirlos a todos. De $ 280.000 que tengo, podré afrontar $ 80.000, por lo que tendré un rojo de $ 200.000", admite.

Incluso, ante este contexto recesivo, hay varios bancos medianos que, por precaución, están cortando sus acuerdos en descubierto en cuenta corriente que tenían con ciertas pymes.

Las pequeñas y medianas empresas se quejan porque les entran los débitos antes que los créditos y las entidades les cobran gastos y comisiones, pero las pymes aducen que ellos no tienen la culpa, sino que no hubo clearing por decisión del Banco Central.

Es más, hasta se enojan porque bancos oficiales les rechazaron cheques por motivos de fuerza mayor, por no llegar a procesarlos a todos, ya que hubo un incremento del 50% en la cantidad de valores con respecto a un día común.

Pero la cámara más grande será la que se vea hoy, porque es la acumulativa de toda la semana pasada.

Lo que en cambio sí está empezando a funcionar son los Echeq, que son los cheques electrónicos del Mercado Argentino de Valores (MAV), pues Caja de Valores tiene una plataforma especial para las pequeñas empresas que hace más simple el circuito: "Es mediante un universo de instrumentos basados en la digitalización de las operaciones bursátiles. Esto nos permite agilizar, economizar y federalizar la financiación de las pequeñas y medianas empresas, en particular en este momento donde el país necesita del impulso de sus pymes", explica Fernando Luciani, Director Ejecutivo del MAV, con relación a instrumentos de reciente incorporación como las Facturas de Crédito Electrónicas o el Pagarés Digitales.

Los Echeq se negocian en MAV sin perjuicio sobre la vigencia de los cheques de pago diferido en formato papel, que son actualmente el principal instrumento de financiación pyme, con un total de $ 96.500 millones operados durante 2019.