Finanzas y mercados

Stuart Milne vendió 21% del Patagonia a Banco do Brasil en u$s 202,4 M

Por MARIANO GORODISCH
Stuart Milne vendió 21% del Patagonia a Banco do Brasil en u$s 202,4 M

07/09/2018 | 02:01

Finalmente, los hermanos Jorge y Ricardo Stuart Milne (tenían 9% cada uno, más su amigo íntimo Emilio González Moreno, que tenía el 3,35%) vendieron el 21,35% del Patagonia a Banco do Brasil en u$s 202,4 millones, en proporción casi la mitad de lo que valía el año pasado, cuando Macro ofreció u$s 1800 millones por el 100%, lo que era su valuación bursátil.

Ahora, con el 80,4% de la entidad, los brasileños tienen como segundo mayor accionista al ANSeS con el 15,3% y como tercero a la provincia de Río Negro con el 3,2% mientras el 1,1% restante cotiza en Bolsa.

Mientras los Stuart Milne podrán dedicarle más tiempo a sus negocios relacionados con el campo y a los caballos, el Banco do Brasil le impondrá al Patagonia una mirada más regional, al invertir más en tecnología y en desarrollo de productos, además de ponerse como objetivo hacer crecer el segmento de agronegocios.

Do Brasil había contratado a JPMorgan Chase & Co, que apuntaba a un proceso dual: mientras trabajaba en la estructuración de su colocación en el mercado de capitales en Wall Street, en paralelo trataban de conseguir una oferta para vender el banco. "Para Macro la compra del Patagonia tenía mucho sentido: era estratégico para ellos, ya que los ponía en un nivel de mercado muy interesante, pues saben gestionar ese tipo de operaciones provinciales. Además, está la ANSeS, que tiene un 15%, y habrá que ver si quiere vender o no", comenta un banquero.

"Los bancos tienen que optar entre tener escala o ser jugadores de nicho. Si se quedan a mitad de camino están fritos", resume un conocedor del sistema financiero local.

Macro había contratado a Goldman Sachs para que los asesore en el armado de la adquisición. Luego de largas conversaciones Jorge Brito y Jorge Stuart Milne, en un principio habían decidido una recompra de las acciones en poder de Banco Do Brasil, pero finalmente el deal se cayó porque todavía faltaba más de un año para las elecciones presidenciales en Brasil, y era raro que algún funcionario se animara a poner la firma en una venta antes de unas elecciones, porque lo podían haber acusado de haber mal vendido.

Todo podía haber quedado en familia: Stuart Milne es el padrino del hijo de Brito y viceversa: gran relación hay no sólo entre ellos, sino también entre sus hijos, que son amigos íntimos, por lo que el negocio permanecería en familia, incluso entre los herederos.