Finanzas y mercados

Medidas turcas no generaron confianza y bolsas del mundo cayeron por su crisis

Los mercados de Asia arrancaron la semana con pérdidas por el impacto de la crisis monetaria en Turquía, donde la lira se recuperó tras el anuncio realizado por el Banco Central turco. No obstante, en Europa, las bolsas mantuvieron la tendencia bajista. En Wall Street, prevalece la tónica negativa.
Medidas turcas no generaron confianza y bolsas del mundo cayeron por su crisis

13/08/2018 | 15:58

Las bolsas internacionales comenzaron la semana en negativo por el impacto de la crisis monetaria en Turquía, donde la lira ha perdido más de un 40% de su valor frente al dólar en lo que va de año. La crisis tiñó de rojo las principales plazas bursátiles europeas y del mundo. El anuncio que hizo el Banco Central turco más temprano morigeró las pérdidas pero no terminan de generar la confianza necesaria como para que se vea un cambio rotundo.

Las acciones de los principales bancos europeos son los más perjudicados por la crisis monetaria de Turquía. Los bonos en dólares de los bancos turcos caían y las acciones de los bancos europeos con intereses comerciales en Turquía, como UniCredit, BNP Paribas, BBVA y ING también se veían debilitadas.

Así, en Londres, el índice FTSE 100 perdió 0,32%; y en Fráncfort, el DAX retrocedió 0,53% . El selectivo CAC 40 de la bolsa de París recuperó 0,78%, mientras que en Madrid, el IBEX 35 descendió 0,75%. 

Las acciones del BBVA fueron la más afectadas del Ibex y se desplomaron un 3,23% debido a su alta exposición a Turquía. Desde la autorización el pasado viernes del presidente de EE.UU., Donald Trump, a la suba de los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Turquía, que alcanzarán el 50% y el 20%, duplicando así su actual importe, los títulos de BBVA acumulan una caída de casi el 9% de su valor.

En Asia, las acciones, enfrentaron una liquidación debido a que los inversores se volcaron a activos de refugios como el dólar, el franco suizo y el yen. 

El temor al riesgo arrastró al índice referencial MSCI de acciones del Asia-Pacífico fuera de Japón, que bajó 1,5% hasta mínimos de un año. El índice Nikkei de Tokio perdió 2% y todas las bolsas de la región operaron en rojo. 

El referencial de acciones favoritas de China cayó un 0,7% y la bolsa de Hong Kong bajó 1,5% después de que el dólar local cotizara bastante lejos de su rango habitual. 

Por su parte, en Wall Street, los índices bursátiles abrieron estables debido a que la crisis de la lira turca que ha afectado a las acciones de los grandes bancos estadounidenses era contrarrestada por un repunte del sector tecnológico.

El promedio industrial Dow Jones de Industriales baja 0,30% a 25.236,37 unidades, mientras que el S&P 500 pierde 0,34% a 2.827,00 unidades. El Nasdaq Composite, en tanto, desciende 0,06% a 7.834,69 puntos.

Buena parte de la actividad en el mercado de divisas se enfoca en la caída del euro bajo la influencia de la lira turca, que cedió a un mínimo histórico de cerca de 7,2400 unidades. 

La lira encontró cierto respaldo cuando el banco central de Turquía redujo el encaje bancario para alentar la liquidez. El organismo también anunció que tomaría todas las medidas necesarias para resguardar la estabilidad financiera. 

La turbulencia de la lira se añade a los problemas que ya enfrenta el euro. De hecho, la moneda del bloque se hundió a mínimos de un año contra el franco suizo. 

Plan de acción

El Banco Central de Turquía (TCMB) anunció esta mañana la inyección de u$s 6.000 millones  en el sistema financiero del país para garantizar la liquidez de los bancos y detener el desplome de la lira turca frente al dólar.

En un comunicado, el TCMB indicó que reduce los límites de reservas de divisas permitidas a los bancos turcos para así retirar liras del mercado, dar liquidez al sistema y estabilizar el valor de la moneda turca.

 

“Con esta revisión, se inyectarán al sistema financiero aproximadamente 10.000 millones de liras (u$s 6.000 millones) y u$s 3.000 millones en liquidez equivalente al oro“, señaló la entidad en la nota, publicada en su página web.

El Banco Central espera que la liquidez de los bancos aumente en 3.800 millones de liras turcas (u$s 564 millones), al brindar más flexibilidad en la gestión de garantías bancarias en transacciones con la divisa turca.

Por otro lado, la Agencia de Regulación y Supervisión bancaria (BDDK) anunció que limitará las transacciones de los bancos turcos con inversionistas extranjeros al 50% del capital, y que la tasa se calculará de forma diaria.

El ministro de finanzas, Berat Albayrak,  había adelantado que el Gobierno anunciaría hoy un plan de acción para frenar la caída de la moneda turca.

El ministro negó la intención de convertir a liras los depósitos en moneda extranjera y volvió a describir la fuerte caída de la moneda como un “ataque” desde el extranjero.