Los bonos no repuntan y las acciones intercalaron un respiro tras las caídas recientes

La Bolsa operó al alza y las acciones argentinas que cotizan en Wall Street dejaron mejoras de hasta el 6%.

Los bonos argentinos continúan sin levantar cabeza en Wall Street. Tras las vertiginosas subas que mostraron tras el anuncio del acuerdo entre el Gobierno y los principales grupos de acreedores para reestructurar la deuda, han exhibido una tendencia entre neutra y ligeramente negativa. Un comportamiento que no se modificó durante la jornada de este jueves.

Los títulos emitidos bajo ley extranjera operaron sin grandes cambios, mientras los inversores mantienen su atención en los avances desde el punto de vista formal del acuerdo. Además, la ausencia de un plan económico sigue siendo un foco de incertidumbre en el mercado, junto con el hecho de que los inversores comienzan a poner la mirada en las negociaciones con el FMI, las cuales se esperan que sean complejas.

Y si bien es cierto que en el mes acumulan subas de entre 6% y 10%, en la última semana sufrieron caídas de hasta 3%. 

Sin novedades en relación a la formalización del acuerdo con los acreedores, los bonos en dólares ley Nueva York operaron mixtos, con leves subas y correcciones. En el caso de las mejoras, las mismas alcanzaron hasta el 0,2%, concentradas en el tramo corto de la curva. En el otro extremo, en tanto, las caídas tampoco superaron el 0,2%, y se dieron en extremo más largo. 

Los bonos en dólares ley extranjera, prácticamente neutros. Fuente: Bloomberg. 

En línea con esta indefinición del mercado, el riesgo país firmó una leve baja este jueves, operando en 2102 puntos, 6 unidades por debajo del cierre de ayer.

El riesgo país permaneces por encima de 2100 puntos. Fuente: Rava.

Algo más auspicioso fue el comportamiento de la renta variable local. Es que a diferencia de los bonos en dólares, el saldo de las acciones de las compañías argentinas es mayormente negativo desde que el Gobierno y los principales grupos de acreedores alcanzaron el acuerdo para reestructurar la deuda. 

Los ADR intercalaron un respiro este jueves y anotaron una mejora promedio de 0,75%. Entre las alzas se destacaron Central Puerto, Pampa Energía y Mercado Libre, que lograron escalar 6,2%, 4,3% y 4,1% respectivamente. Mismo comportamiento se observó en la plaza bursátil local, provocando que el S&P Merval suba un 1,34%, hasta los 49.626 puntos. 

Los analistas de Argenfunds explicaron que los bonos en dólares se encuentran bajo presión atentos a las cuestiones formales en relación a la reestructuración de deuda y a la presentacion de un plan económico por parte del Gobierno.

“Los bonos se encuentran retrocediendo en un contexto en el que el mercado está a la espera de la presentación formal de la tercera y última oferta de canje ante la SEC de EE.UU. antes del cierre de la semana. Vale la pena recordar que la SEC estipula que toda oferta debe permanecer abierta durante al menos 10 días previos a su cierre, el cual sería el próximo 24 de agosto. El Gobierno aguarda la aprobación del International Capital Markets Association (ICMA) quien debe opinar sobre los cambios legales que acordó con los acreedores. Además, los inversores aguardan un futuro plan a implementarse después de la pandemia, para el repunte de la actividad económica , explicaron desde Argenfunds.

Con una visión similar, los analistas de Portfolio Personal Inversiones señalaron que el mercado se encuentra atento a los avances en relación a cuestiones formales y legales del canje, así como también el tono en las próximas conversaciones con el FMI

“Hasta el momento, veníamos transitando ruedas medianamente tranquilas y sin mucho movimiento, sobre todo dentro del mercado de deuda. Sin embargo, en ayer los bonos profundizaron las correcciones, mientras que el Riesgo País sumó algunas unidades para ubicarse en torno a los 2.108 puntos. Recordemos que, habiendo cerrado el acuerdo, el mercado se mantiene atento a la formalización del canje junto a cualquier novedad con respecto al comienzo de las negociaciones con el FMI. Además, el foco se va trasladando a la agenda económica. En medio de importantes desequilibrios monetarios y cambiarios, la lectura de los datos que vayan llegando irá presionando al Gobierno -que por el momento no ha presentado un proyecto económico concreto , explicaron.

Esta nota habla de: