Finanzas y mercados

Incertidumbre en la industria por el futuro de los fondos T+1, que invierten en Lebac

Por MELINA MANFREDI
El desarme del stock de Lebac afecta al negocio de los fondos llamados T+1. Los más optimistas esperan cambiarlas por Letes, otros creen que los condena a muerte
Incertidumbre en la industria por el futuro de los fondos T+1, que invierten en Lebac

14/08/2018 | 04:30

Los Fondos Comunes de Inversión (FCI) están evaluando cómo acomodar sus carteras al veloz desarme de Lebac que el Banco Central (BCRA) anunció ayer. Si bien los portfolio managers consideran que las medidas son positivas, hay incertidumbre con respecto a qué pasará con los fondos conocidos como T+1, cuya principal inversión eran las Lebac. "Es una buena noticia que se va a instrumentar en un momento de mercado complicado", dijeron en una sociedad gerente.

Los FCI T+1 son los que liquidan la inversión a las 24 horas y típicamente invierten en una cartera que incluye Lebac, cuentas remuneradas y plazos fijos. Fueron creados en tiempos de cepo cambiario, donde había un exceso de liquidez en pesos, que no se podía volcar al dólar en un mercado restringido.

Si bien ayer el BCRA no prohibió a los FCI comprar Lebac, el organismo que dirige Luis Caputo advirtió que dejará de venderle dichos instrumentos a los bancos en las licitaciones primarias y tampoco intervendrá en el mercado secundario. El objetivo es desarmar Lebac, lo que llevará a una menor profundidad de ese mercado.

"En 2016 y 2017, el carry trade hizo del T+1 un producto fantástico. Ahora, con este cambio, terminan liquidando este producto. Quedará el fondo money market (T+0) que es para necesidades de caja de las empresas y los T+1 tendrán que convertirse en fondos puros de renta fija (aquellos que se llaman T+2 porque liquidan en 48 horas)", explicó Diego Falcone, head portfolio manager de Cohen.

El especialista agregó: "Los fondos de renta fija tendrán un inversor de largo plazo pero ninguna empresa va a poner allí su excedente de caja. Así, se emprolija bastante el escenario: el inversor que necesita hacer manejo de caja tiene que estar en un fondo T+0 y el que quiere estar en tasa en pesos, tendrá que ir a un T+2".

Los fondos T+1 vienen sufriendo rescates desde mayo, cuando empezó la primera parte de la corrida cambiaria que se recrudeció la semana pasada. Según datos del mercado, solo en los últimos 30 días este tipo de FCI tuvieron salidas netas por $ 14.620 millones. En los últimos 12 meses, en tanto, los T+1 perdieron $ 121.160 millones.

El Ministerio de Hacienda emitirá Letras del Tesoro (Letes) en pesos para ofrecer un título alternativo a las Lebac, que solamente quedarán en manos de las entidades financieras. Si bien ya hubo algunas licitaciones de estos instrumentos el año pasado, fueron pocas y el mercado no tiene la profundidad que se necesitaría para absorber la demanda resultante del desarme de casi un billón de Lebac.

"El stock de Lebac en manos de fondos se va a ir reduciendo y se va a completar con Letes pero si no surgen otros instrumentos en pesos con mejores condiciones de liquidez que las que tienen las Letes en moneda local hoy, se va a complicar que siga habiendo fondos T+1. De todos modos, creo que hay un compromiso de Hacienda de actuar como market maker ofreciendo Letes en forma regular", indicó Juan Salerno, gerente de inversiones de Compass Group.

Desde otro fondo completaron la idea: "Antes de invertir en Lebac, los T+1 invertían en cuentas corrientes, plazos fijos, amortizaciones de fideicomisos en cascada... Al menos durante los próximos 6 meses, vamos a ir hacia de nuevo a ese modelo".