Finanzas y mercados

Mercados: el balance de la semana que pasó en cinco datos

Por PORTFOLIO PERSONAL
El punto más importante fue la publicación del ‘Statement’ del FMI apoyando la visión de Fernández de que la deuda "no es sostenible".
PORTFOLIO PERSONAL
21/02/2020 | 19:13

El FMI respaldó a Fernandez (los bonistas descontentos)

El punto más importante de la semana que pasó, y en lo que respecta a la trama de la deuda pública, fue la publicación del ‘Statement’ del FMI apoyando la visión de Fernandez de que la deuda no es sostenible. Además, la entidad -que ya había avisado que solo aceptaría extensiones de plazo-, hizo un pedido explícito a los acreedores privados para que accedan a una quita de capital, que lo llamó “contribución apreciable”. Esto no dejó contento a los tenedores de deuda argentina, lo que ocasionó una corrección en toda la curva de bonos soberanos.

En el balance semanal, los bonos retrocedieron en promedio un 2%, con un Riesgo País que continúa por encima de los 2000 puntos. Analizando las paridades de la curva en dólares, las mismas promedian niveles del 45%, donde los bonos de Ley Local se ubican en 43% y los de Ley extranjera alcanzan el 46.5%.

De esta forma, el diferencial de paridades se mantiene en torno a los 350 puntos, en niveles cercanos al promedio registrado en las últimas semanas. Los bonos en pesos, por su parte, con mayor volatilidad diaria lograron recuperarse parcialmente con una suba semanal del 3% en promedio. Principalmente impulsados por el canje del AF20 realizado por Hacienda, donde el Gobierno logró canjear más de $ 9000 millones, es decir, casi tres veces más de lo previsto inicialmente. No obstante, la reapertura de las Lebads no fue tan exitosa.

Creemos que aquí Guzman deberá probar otra estrategia, subiendo la tasa ofrecida o cambiando de instrumento para captar los pesos suficientes para hacer frente a los futuros vencimientos, y que no sufran reperfilaciones. Como dato, en marzo se acumulan $ 140.000 millones aproximadamente entre vencimientos de Lelink, Lecaps y Lecer.

Nueva baja de tasas tras mejores resultados de inflación

Cambiando el eje a lo monetario, la desaceleración en los datos de inflación (la semana pasada en el IPC y está en el IPIM), le dio lugar a que la autoridad monetaria (BCRA) vuelva a bajar su tasa de política monetaria unos 4 puntos porcentuales, pasando de 44% a 40% anual. Al mismo tiempo, el directorio del BCRA decidió fijar un tope de 55% a las tasas que cobran los bancos por los saldos impagos de tarjetas de crédito.

En tanto, en el mercado de cambios, la tendencia es similar a la observada en las últimas semanas; Ruedas de bajo volumen y subas en el tipo de cambio tras movimientos alcistas en las posturas de ventas del BCRA. El volumen promedio diario operado de la semana fue de u$s 179 millones y el dólar mayorista avanzó 38 centavos hasta $ 61.84, en las cinco ruedas. De todos modos, se desaceleró la suba en el tipo de cambio respecto a las semanas previas, alcanzando una suba semanal del 0.62%. En el segmento minorista la suba fue menor, el billete avanzó 27 centavos para finalizar en $ 64, llevando al solidario hacia los $ 83.20.

Para los distintos tipos de cambio de referencia, a diferencia del tipo de cambio oficial, la tendencia fue a la baja. Tanto el CCL como el MEP retrocedieron en la semana para ubicarse por debajo del solidario y cerrar este viernes en $ 80.5 y $ 80, respectivamente. Llevando las brechas a niveles del 30% y 29.5%.

Los activos locales no logran recuperarse

La sensibilidad también se presentó en el mercado de acciones, con un índice que se mantuvo en línea a los movimientos de la deuda, aunque en algunos casos puntuales los papeles se vieron beneficiados por los resultados positivos en los balances presentados. Así, el S&P Merval se mantuvo estable y cerró en los 38.602 puntos.

Siguiendo en el análisis corporativo, la temporada de balances locales comenzó, y ya son cuatro los bancos que presentaron sus cifras (Galicia, Macro, Patagonia y Supervielle), y en todos los casos registraron ganancias en sus estados financieros debido principalmente a los beneficios captados por las Leliq.

Semana complicada para los mercados internacionales

En lo internacional, la semana culminó con totalidad de rojos. El brote en China ya lleva confirmados más de 75.000 casos y 2236 muertos, y sigue sin dar señales de desaceleración. En ese sentido, los índices de Wall Street retrocedieron en la semana hasta un 1.6%, mientras que en Europa las caídas fueron entre 0.2% y 1%.

En cuanto al mercado de deuda y monedas, los datos mejores a lo esperado del PMI europeo les dieron respiro a los activos europeos –las tasas se recuperan levemente, mientras que el Euro y la Libra avanzan cerraron en 1.09 y 1.30 respectivamente-.

No obstante, en Estados Unidos, la tasa del Tesoro a diez años retrocede 13pbs y gira en torno al 1.46% anual. La curva sigue invertida y el spread con la tasa a 3 meses ya alcanza los 10pbs. Por el lado del DXY (canasta de dólar) este frenó su rally alcista y recortó levemente las ganancias de la semana para finalizar en 99.3. 

Aquí, el efecto derrame del coronavirus comienza a hacerse notar, donde los datos de PMI de USA fueron peores a lo esperado, lo que podría indicar una desaceleración en el crecimiento de la actividad americana. Sin catalizadores positivos, es probable que los temores de los inversores aumenten la volatilidad de los mercados.

Lo que vendrá

Ya mirando hacia adelante, los feriados por carnaval reducirán la semana a tres días hábiles. No obstante, el mercado seguirá buscando definiciones respecto de la renegociación de la deuda –se estima que, al menos, se confirmarán los nombres de los bancos que llevarán a cabo la restructuración-.

El tiempo corre, y las expectativas se diluyen. Sin definiciones concretas (al menos públicas) Guzmán continuará, la semana próxima, su peregrinación en busca de apoyo para la reestructuración de la deuda soberana en mano de privados. Una nueva reunión con Kristalina Georgieva, Directora del FMI, y otra con Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro Americano, en el marco del G20 en Arabia Saudita, serán el plato fuerte de la agenda del Ministro. Por otro lado, Hacienda volverá a testear el apetito de los inversores en una nueva licitación que acepta el Bono Dual para suscribirla, mientras que, en lo corporativo, John Deere saldrá al mercado con la emisión de dos nuevas ON en USD y Dollar Linked a 20 y 18 meses. En cuanto a datos económicos, se darán a conocer los datos de ventas minoristas para diciembre del año pasado. 

En lo internacional, seguiremos monitoreando el desarrollo e impacto del coronavirus y no esperamos que la volatilidad baje, mientras que en la agenda económica americana contaremos con varios datos como los pedidos de bienes duraderos, el PBI (segunda estimación), y el índice estrella de la FED, el PCE.

Los gastos de consumo personal es el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal y nos dará una mayor noción del impacto del coronavirus en los Estados Unidos.