Finanzas y mercados

Dólar: los economistas aún no ven ‘pax cambiaria’, pero sí de fin del overshooting

Por  ANDREA RIVAS

Consultados por El Cronista, resaltaron que las conversaciones con el FMI y la calma que vivieron los mercados emergentescolaboraron, pero advirtieron que Argentina sigue “vulnerable” y que habrá que pasar más escenario de turbulencia este año.
Dólar: los economistas aún no ven ‘pax cambiaria’, pero sí de fin del overshooting

07/09/2018 | 16:33

Una golondrina no hace un verano y tres ruedas de calma no hacen una ‘pax cambiaria’, coinciden los economistas consultados por El Cronista, aunque reconocen que 72 horas de calma en el dólar son una buena señal después de que el billete tocó los $ 42 y obligó al Gobierno a dejar de hablar de “tormenta” y utilizar las palabras como “crisis” y “emergencia”.

Los especialistas sostuvieron que las negociaciones con el FMI y el acercamiento del Ejecutivo con los gobernadores para cerrar el Presupuesto 2019 pone paños fríos sobre el riesgo de default y los temores sobre financiamiento.

También sumó a poner paños fríos la buena semana que vivieron los mercados emergentes, aunque reconocieron que las elecciones en Brasil y las dos decisiones de tasas que debe llevar a cabo la FED ponen a la argentina ante más escenarios de turbulencia este año.

Fin del 'overshooting'

“Fue un escenario de máximo estrés, del cual el mercado empieza a salir a fuerza de dólares como las intervenciones del Banco Central. También ayudan las noticias positivas que despejaron las dudas de inversores”, analizó el economista y gerente de Inversiones de GMA Capital, Nery Persichini.

Consideró que otra vez el plano internacional volvió a jugar un rol esencial, aunque esta vez a favor: “Ayudó que los emergentes tuvieron un buen cierre de semana. En particular, colaboró Brasil, donde la incertidumbre electoral se redujo luego del ataque contra Bolsonaro, el candidato de derecha” y precisó que el real “en las últimas 48 horas ganó 3% frente al dólar y la bolsa brasileña, 4% en dólares”.

En la misma línea, Gabriel Caamaño,  economista de Consultora Ledesma habló de “tres días buenos en racha, lo cual es un muy inicio”.

Señaló también que “los avances en las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional y un bruto ajuste de la balanza de pagos, más allá del overshooting, es un my buen inicio para poner los fundamentals de la economía real mucho más corregidos por las malas y un potencial blindaje del fondo a la vuelta de la esquina”.

Un largo camino

Sin embargo, Caamaño advirtió que “el camino es largo” y pidió no olvidar que “las tasas siguen en la estratósfera”.

“En estos días fue clave la relativa mayor calma externa. Yo estaría contento, pero no me apuraría a descorchar nada. Si va a permitir relajar un poco después de tantas tensiones. La menor volatilidad del tipo de cambio va ser todo un dato positivo para la economía real”, dijo y pronosticó que “se vienen meses de resaca”, en sintonía con lo que opina el economista Carlos Melconian.

Atribuyó la situación que atraviesa el país a “las consecuencias malas de la crisis por balanza de pagos, el ajuste por inflación, el impacto en la actividad de la mayor inestabilidad macro y el deterioro de los indicadores sociales”. “Las próximas semanas, volviendo a lo financiero, tenés varias pruebas de fuego, como Letes y Lebac, y hay que ver la evolución del frente externo, cada vez metiéndonos más de lleno el recta final de la contienda electoral en Brasil”, remarcó.

El acuerdo con el Fondo

El economista Diego Martínez Burzaco evaluó: “Si bien después de todo overshooting las variables financieras buscan su nivel de equilibrio, entre ellas el dólar, creo que lo que tranquilizó fue la idea de que el nuevo acuerdo con el FMI viene con más dinero”.

“Si se estabiliza el precio, va a aparecer la oferta privada, y esa es una buena noticia. Más allá de esto, también se dio un escenario de más tranquilidad en emergentes esta semana. Todo ayudó y parecería ser que lo peor pudo haber pasado, aunque hay que mantener la guardia alta”, aconsejó.

La comunicación

El economista Pablo Salvador apuntó también al acuerdo con el Fondo como el responsable de la ‘pax cambiaria’. “Esto trajo calma, pero hay que esperar para decir que se calmó”.

Salvador planteó que el desarrollo de la situación “dependerá de cómo comuniquen y qué comuniquen con respecto a la modificación del acuerdo”´.

"No me gusta hablar de equilibrio, pero incluso $ 40 podría ser un precio”, añadió, antes de recordar que "hay que mirar a la FED", que prevé dos subas de tasas y "por lo tanto habrá al menos dos episodios más de turbulencias". "No tenemos solidez macroecómomica y eso tiene consecuencias”, concluyó.