Finanzas y mercados

Cuál es el plan de Alberto F. para controlar al dólar

Por  MARIANO GORODISCH

Quiere ponerle freno al carry trade e implementar una norma similar a la que habían copiado de Chile con Lavagna: los capitales que vengan deberán poner el 30% de lo que traigan y recién podrán irse al cabo de un año.
Cuál es el plan de Alberto F. para controlar al dólar

22/07/2019 | 12:13

“Dylan, vení para acá”.

Son las ocho de la mañana del domingo y Alberto Fernández pone la mano en el bolsillo derecho de su campera para sacar una bolsita, ya que su perro, que debe su nombre a Bob Dylan, ídolo de su dueño, acaba de hacer sus necesidades en la plaza de Puerto Madero frente al edificio donde vive.  

Tiene varias invitaciones de fondos y bancos de inversión para ir a Nueva York, pero hasta después de las Elecciones PASO no irá, porque tiene mucho trabajo de campaña interna, pero dice que tal vez vaya después de las Primarias. De todas formas, reconoce que recibe dos o tres fondos de inversión del exterior que vienen a verlo. A veces participan de esas reuniones Guillermo Nielsen, Cecilia Todesca y Matías Kulfas, pero dice que todavía no quiere armar su gabinete económico, “porque el día en que vos ganás tenés a quien querés. Hoy sólo puede definirlo con mis amigos. Igual para mi la economía no es un problema, porque yo hablo ese idioma”.

Lo que sí tiene en claro es que del actual Palacio de Hacienda, del Banco Central y de la CNV  no le gusta nadie, porque tienen una condición de país distinta a la suya por la forma en que conciben la política económica: “No están ni cerca de pensar como pienso yo, además en el BCRA están todos nombrados en Comisión, que no tienen acuerdo del Senado, por lo que deberían irse”.  

Con quien sí habla muy seguido, y hasta son amigos, es con Martín Redrado, aunque tienen matices, ya que Alberto no cree tanto en salidas monetaristas como el ex presidente del BCRA, pero coinciden en que el objetivo es volver a poner en marcha la producción y el trabajo. De hecho, es una de los nombres a los que Alberto más escucha y le presta atención.

Admite que la Argentina periódicamente tiene el problema de una demanda de dólares, ya que señala que es el único país del mundo donde la gente compra divisas para atesorar. Reconoce hoy que el cepo no fue un buen arreglo, “es como ponerle una piedra a la puerta giratoria. Evitás la salida pero también la entrada”, compara.

Lo que analiza hacer es poner una norma parecida a la que pusieron en 2005 con Lavagna, que al capital que venga del exterior se le permita hacer lo que quiera pero con límites, como tener que dejar el 30% en un banco y no poder irse por un año. “Así te evitabas el capital especulativo, la famosa bicicleta, esa norma funcionó hasta la llegada de Dujovne, que la derogó, y entonces se desató el problema de la salida de dólares. La copiamos de Chile esta norma, que funcionó muy bien ahí y a nosotros nos dio un resultado bárbaro, ya que permite evitar el juego especulativo de los capitales golondrinas, mientras el encaje opera como garantía a favor del Estado de que no se vayan antes del año”, advierte.  

Subraya que hay que generar condiciones para el pago de la deuda, “un país que no exporta, que no crece, ¿de dónde va a sacar los dólares para pagar? Tenemos que volver a poner en marcha la economía. Los agentes de Bolsa en privado no paran de llorar de lo mal que les ha ido, pero en público aplauden a Macri en el aniversario de la Bolsa.