Finanzas y mercados

Cómo maximizar las posibilidades que ofrece la tarjeta de crédito

Por SOFÍA BUSTAMANTE
En línea con la primera entrega "Claves para leer el resumen", El Cronista sumó ahora todo lo que hay que saber sobre límites de compra, adelantos de efectivo, y opciones para que comprar en dólares no sea una preocupación.
Cómo maximizar las posibilidades que ofrece la tarjeta de crédito

05/09/2018 | 02:47

Si bien el uso de la tarjeta de crédito es habitual entre los argentinos, en especial cuando el objetivo era comprar en cuotas, este instrumento financiero ofrece otras opciones poco conocidas por los consumidores, como los adelantos de efectivo o la posibilidad de achicar el límite de los plásticos adicionales. Exprimir al máximo las ventajas hará mucho más eficiente su uso.

Cada tarjeta de crédito se rige por un límite para cada operación; si el usuario no lo conoce puede encontrar la información en el resumen. Existen distintos límites, el de compra (o de contado), el de cuotas (o crédito), el de adelantos en efectivo y el de financiación.

Existen distintos límites: el de compra, el de cuotas, el de adelantos en efectivo y el de financiación.

El economista Ezequiel Baum señala en su libro "Ordena tu economía" que el límite de la tarjeta es "la cantidad máxima de dinero que el banco o la tarjeta de crédito presta, está dado en función de los ingresos declarados o de lo que el banco percibe que entra como sueldo". Así, si el cobro mensual es $ 20.000, es posible que la entidad otorgue el equivalente a dos sueldos, $ 40.000. Además, si el cliente puede corroborar ingresos adicionales en blanco, el banco permite ampliar los límites.

El límite de compra es el más fácil de entender, son las compras que se hacen en un pago que entran durante el período del resumen, las compras que entran desde el cierre anterior al cierre actual. En algunos bancos el límite de compra condiciona al de compra en cuotas, pero en otros, el límite de compra en cuotas puede ser incluso muy superior al límite de compra.

El límite de compra son las adquisiciones que se hacen en un pago que entra durante el período de resumen.

El límite de compra en cuotas son las compras que se financian en varios pagos. En el resumen figuran todas la compras en cuotas con la fecha en la que se hizo la operación y junto al nombre del comercio se perciben dos números: la cantidad de cuotas en la que se hizo la compra y el número de cuota que se paga ese mes.

El límite de compra en cuotas son las compras que se financian en varios pagos.

Por otro lado, el cliente puede pedir adelantar los pagos que todavía no entraron, por ejemplo, si la compra se hizo en 12 cuotas y restan 10, el banco puede hacerlas "caer" todas juntas en el siguiente resumen, sin embargo, tal como advierte el gerente de tarjetas de HSBC Argentina, Mariano Mancurti: "No conviene, si el cliente tiene un ingreso extra, como un aguinaldo, es mejor hacer un plazo fijo. Se puede hacer, se llama caída de cuotas y libera automáticamente el límite en cuotas, pero no lo recomiendo nunca, financieramente es un mal negocio".

Los adelantos en efectivo son una opción menos conocida y también tienen límite. Es dinero en efectivo, una especie de crédito a pagar en el próximo resumen o, tomado en cuotas, en los siguientes. En el caso de Visa, lo habitual es ir a un cajero automático e ingresar la tarjeta junto con el PIN de 4 dígitos de Visa. En Banco Hipotecario publican que "la devolución del adelanto puede ser en hasta 12 cuotas, que mes a mes se cobrarán en el resumen de cuenta" y que se pueden realizar "hasta 4 extracciones de adelanto en efectivo por mes, siempre y cuando el cliente siga teniendo disponible en el límite de compra en cuotas".

Los adelantos en efectivo son una opción menos conocida y también tienen límite.

Por si fuera poco, también permiten hacer adelantos de efectivo en el exterior; Milagro Medrano, gerenta de relaciones institucionales de Banco Macro confirmó que los límites incluso son los mismos en el caso de que los retiros hechos en otro país.

Desde ya que los adelantos tienen un costo, se cobra una comisión y si la devolución es en cuotas, se paga una tasa de interés.

El límite de financiación es otro dato clave, se trata del total por el cual el banco puede financiarle al cliente su saldo deudor. Si el cliente tiene un límite de compra $ 40.000 y uno de financiación de $ 30.000 y gasta $ 40.000 en un mes, el banco le exigirá un pago mínimo de al menos $ 10.000, porque para el mes siguiente solo puede financiarle $ 30.000.

Cabe aclarar que los resúmenes informan los límites pero no cuándo queda disponible de cada uno. Esa información está en los canales automáticos de los bancos y las tarjetas.

En cuanto a las condiciones de las tarjetas adicionales, Baum resalta que por lo general se ofrecen sin costo y permiten compartir el límite de compra, "son una buena opción para quienes no pueden obtener crédito por si mismos, como los hijos".

Es que si bien las adicionales funcionan bajo las mismas reglas de la tarjeta original, se trata de un arma de doble filo: un límite disponible para todas las tarjetas pero un solo responsable de la deuda, el titular. Por eso es que los bancos permiten achicar los límites de los adicionales, así lo aseguraron tanto en Hipotecario, como en HSBC y Macro. Con esta barrera es más fácil habilitar una adicional para un joven de 14 años, edad mínima para solicitar una tarjeta de crédito extra.

Consumos en dólares

Si el resumen tiene compras en dólares, lo mejor para saldar correctamente la deuda es consultar con el banco emisor de la tarjeta, porque mientras unos bancos toman los primeros ingresos en pesos para saldar lo adeudado en dólares y otras no. Es decir, unos no financian deuda en dólares (trasladan todo el saldo a pesos en el siguiente resumen) y otros sí lo hacen.

Desde HSBC sugirieron tres alternativas para que el cliente pueda "escapar" de la inestabilidad que sufre el tipo de cambio

-Garantizar el precio del tipo de cambio: Si el cliente va a hacer compras en dólares la sugerencia inicial es que si tiene los fondos compre los dólares a través de online banking y los deje depositados. Si se va de viaje, compra todo lo que quiera comprar y a la hora de pagar, pague con los dólares adquiridos. Así se aseguró el tipo de cambio antes del viajar y usa la tarjeta, no como medio de financiación, sino como medio de pago.

-Tarjeta de débito: Otra opción es ir comprando a medida que avanza su viaje, comprar con la tarjeta de débito para garantizar el tipo de cambio del día en que se hizo la operación.

-No esperar la fecha de vencimiento: Si la tarjeta vence la semana que viene y el cliente ya cuenta con los pesos pero no quiere esperar por temor a que suba el tipo de cambio, hace un pago hoy para que se tome al precio del día y no el del vencimiento. La única manera en la que pierde el cliente es si al vencimiento el dólar bajó en lugar de subir. No obstante, antes de elegir esta opción, es primordial hablar con el banco y chequear tanto la situación particular del cliente (si tiene o no deuda en pesos) y la manera en que el banco salda los gastos en dólares.