Finanzas y mercados

Bancos centrales del mundo no descartan emitir sus propias monedas virtuales

El Banco Central de Inglaterra anunció la creación de un grupo, del que forman parte otros reguladores monetarios, para analizar cómo sería el funcionamiento de estas nuevas divisas
Bancos centrales del mundo no descartan emitir sus propias monedas virtuales

21/01/2020 | 22:26

En medio del debate por la regulación y el impacto de las criptomonedas en el mundo, un grupo de bancos centrales ha comenzado a estudiar cómo sería emitir sus propias monedas digitales. 

El Banco Central de Inglaterra creó un grupo de trabajo para este fin, del que forma parte el Banco Central Europeo y sus pares de Japón, Suecia y Suiza. "El grupo evaluará opciones de diseño económico, funcional y técnico, incluida la interoperabilidad transfronteriza; y el intercambio de conocimientos sobre tecnologías emergentes", dijeron los bancos centrales en un comunicado difundido ayer por la agencia de noticias Reuters. Llama la atención, sin embargo, que la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed) no forme parte de esta comitiva.

El grupo estará copresidido por el director del centro de innovación del BIS y ex miembro del Comité Ejecutivo del BCE, Benoit Coeuré, y por el subgobernador del Banco de Inglaterra y presidente del Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado (CPMI, por sus siglas en inglés), Jon Cunliffe.

Durante sus últimos meses en el BCE, Coeuré explicó que la creación de una divisa digital emitida por los bancos centrales "desafiaría el modelo actual de los bancos que toman depósitos de clientes y usan ese dinero para financiar los préstamos que ayudan a impulsar la economía".

Lo que antes era un simple debate, ahora esta cada vez más cerca de convertirse en una realidad. Los distintos países del mundo trabajan para crear una moneda con respaldo, frente al avance de nuevos jugadores que podrían controlar la originación y circulación del dinero mundial. Entre ellos se encuentra Facebook, que busca lanzar su propia cripto Libra. 

A finales de 2017 y principios de 2018, las criptodivisas irrumpieron con fuerza en la sociedad al experimentar una vertiginosa revalorización en los mercados financieros. Defendidas por muchos y atacadas por otros, las criptomonedas trascendieron entonces el ámbito económico para convertirse en un fenómeno social que hizo saltar las alarmas de los grandes bancos centrales.

El golpe definitivo que hizo que las autoridades monetarias tradicionales prestasen mayor acción fue la iniciativa de Facebook de lanzar su propia moneda digital, a la que llamó Libra. El hecho de que todo un gigante de la tecnología pretenda lanzar su propia moneda puso definitivamente bajo alerta a los bancos centrales, que vieron en este movimiento una seria amenaza a sus políticas monetarias y la estabilidad financiera.

En Estados Unidos, el presidente de la Fed, Jerome Powell, había afirmado en noviembre último que estaba monitoreando el debate sobre la moneda digital. Sin embargo, agregó que no estaba considerando activamente lanzar una propia en medio de una serie de preguntas legales, regulatorias y operativas.

Es que el presidente del banco de la Reserva Federal de Filadelfia, Patrick Harker, había dicho un mes antes que era "inevitable" que los bancos centrales, incluida la Reserva Federal, comenzaran a emitir moneda digital. Sin embargo, había advertido que Estados Unidos no debería ser la nación que liderara esa medida.

Experiencias previas

Algunos bancos centrales han experimentado con criptomonedas, pero ninguno ha anunciado todavía que estáé preparado para adoptar esta tecnología. CADcoin es una criptodivisa para pagos mayoristas del Banco de Canadá, que se ha utilizado en simulaciones de este banco central en cooperación con Payments Canada, R3 (una empresa fintech) y varios bancos canadienses, pero que no se ha puesto en práctica todavía.