Financial Times

Los altos impuestos hacen que los ricos evalúen irse de Nueva York

Por JOSHUA CHAFFIN Y ORTENCA ALIAJ
Los altos impuestos hacen que los ricos evalúen irse de Nueva York
JOSHUA CHAFFIN Y ORTENCA ALIAJ
17/04/2019 | 21:17

Brian Cushman, un agente inmobiliario de Manhattan que armó su negocio mudando gente a los lujosos departamentos en el barrio de Tribeca, está desarrollando una nueva veta comercial: trasladar neoyorquinos adinerados al estado de Florida.

Cushman reubicó tres en los últimos meses, dos banqueros y un empresario. Cree que le seguirán más desde que el 15 de abril quedó en claro cuál será el impacto total de la reforma tributaria de Trump para los residentes de Nueva York.

Esa ley de 2017 permite que la mayoría de los estadounidenses paguen menos impuestos, tal como el presidente repetidas veces recuerda a los votantes. Sin embargo, esas rebajas se compensan en parte con el tope de u$s 10.000 a la suma de impuestos estaduales y municipales que las familias pueden deducir de sus impuestos federales. Ese límite significa una importante cifra para muchos neoyorquinos ricos, que pagan hasta 12,5% de impuestos de el estado y la municipalidad. Florida, por el contrario, no grava las ganancias personales.

"Si puedo ahorrarme 13% de los impuestos estaduales y locales, ¿por qué no hacerlo?" explicó Cushman, refiriéndose al argumento de sus clientes para mudarse. "Con esa suma de dinero que se ahorran, fácilmente cubren el colegio privado de sus hijos".

Un abogado que representa a clientes de hedge funds predijo que muchas familias se mudarán después de ver sus declaraciones juradas impositivas de 2018, y dijo: "La gente debe mucho más dinero de lo que piensa".

Sin embargo, no se sabe cuántos ricos de Nueva York huirán debido a ese tope. Moodys Investors Service hace poco informó que no había encontrado "aún ninguna señal perceptible" de que el cambio del régimen fiscal esté contribuyendo a algún tipo de migración dentro del país.

No obstante, se habla mucho de un éxodo hacia los estados de bajos impuestos.

John Paulson, inversor de hedge funds que hizo miles de millones de dólares en la crisis financiera, dijo a Financial Times que planea dejar Manhattan para mudarse al territorio autónomo estadounidense de Puerto Rico, y recomendó a otros hacer lo mismo.

"Dados los impuestos extremadamente altos en Nueva York, y que se puede deducir muy poco, tiene sentido que los residentes de Nueva York busquen otras jurisdicciones con impuestos estaduales mucho más bajos, o directamente sin impuestos," señaló Paulson.

En febrero, Andrew Cuomo, el gobernador de Nueva York, atribuyó el déficit de u$s 2300 millones en la recaudación a esas mudanzas. "Temo que el tope a las deducciones ya esté causando que la gente abandone nuestro estado", señaló para luego contar que Nueva York depende de los ricos para financiar su presupuesto. "Menos de 100.000 personas pagan la mitad de los impuestos. Si se van, muy rápidamente vamos a tener un gran problema".

Nueva York no es el único estado norteamericano que corre riesgo de perder residentes por los altos impuestos. En 2016, el multimillonario gestor de hedge funds David Tepper, el mayor contribuyente de Nueva Jersey, se mudó a Florida. Se decía que pagaba tanto en impuestos que avisaban al gobernador del estado, Chris Christie, cuando sus cheques llegaban a Hacienda.