Financial Times

Fiebre porcina en China sacude los mercados globales de alimentos

Por GREGORY MEYER
Fiebre porcina en China sacude los mercados globales de alimentos
GREGORY MEYER
23/04/2019 | 01:31

Están desapareciendo en China millones de cerdos; y el resto del mundo empieza a notarlo.

La población porcina del país, la más numerosa del mundo, probablemente se reduzca en casi una tercera parte porque se perderán 130 millones de animales afectados por la fiebre porcina africana.

El brote de la enfermedad dará nueva forma a los mercados de proteínas del mundo. Subirán los precios de las carnes mientras China, el mayor consumidor y productor de cerdo, se prepara para enfrentar años de faltantes e interrupciones en su suministro de alimentos.

"Esto es un punto de inflexión", dijo Jais Valeur, CEO de Danish Crown, una importante procesadora de carne de cerdo. "Recién estamos empezando a ver el verdadero impacto de la peste porcina africana".

El virus ASF, endémico de Africa, es letal para los cerdos y no tiene cura. La actual ola de casos empezó en Georgia en 2007 y se propagó a partes de Europa oriental y Rusia antes de llegar a China en agosto.

Después de ocho meses en los que Beijing aseguraba que tenía la situación bajo control, la crisis hoy es innegable. El Ministerio de Agricultura dijo que estimaciones preliminares señalan que los precios del cerdo subirán más de 70% interanual en el segundo semestre de 2019.

La profunda disminución de la población porcina de China conmocionó a la industria alimenticia mundial. Los futuros de cerdo treparon en Chicago. Las acciones de frigoríficos subieron en San Pablo y Nueva York. Las ventas de cerdo de Estados Unidos a China hace poco marcaron un pico récord pese al arancel de 62% impuesto durante el curso de la guerra comercial entre ambos países.

La población china de 1400 millones de personas consume 55 millones de toneladas de productos porcinos por año, lejos, la cifra más elevada del mundo. El consumo hogareño de carne aumenta de manera constante junto con el alza de los ingresos familiares, y hasta antes del brote del virus, la mayor parte de la demanda se satisfacía con una población porcina local superior a 430 millones de cabezas.

Pero como consecuencia de las muertes derivadas de la enfermedad, China tendrá 130 millones de cerdos menos para fin de año, estima Christine McCracken, una analista de Rabobank con sede en Nueva York.

El impacto perdurará. Ernan Cui, analista de Gavekal Dragonomics, dijo que si bien erradicar el ASF en otros países llevó al menos cinco años, el tamaño del mercado chino, la estructura regulatoria y los bajos estándares sanitarios prolongarán la crisis.

Rabobank predice escasez en otros países de Asia y Latinoamérica que dependen de las importaciones porque habrá un "giro sin precedentes en el comercio" porque el suministro de carne se redireccionará hacia China.

Los cambios deberían sentirse en todas partes. Europa ya es un gran socio comercial de China en cerdo. Valeur dijo que los cargamentos congelados de Danish Crown hacia China se duplicaron desde febrero.

Brasil es un país que está "bien posicionado para crecer rápido" en exportaciones porcinas a China, si bien sus ventas de carne vacuna y pollo podrían también aumentar, dijo Morgan Stanley.