Financial Times

Ecuador deja atrás a Correa y acuerda con el FMI

Por JOHN PAUL RATHBONE
Ecuador deja atrás a Correa y acuerda con el FMI
JOHN PAUL RATHBONE
21/02/2019 | 22:05

Ecuador acordó un programa stand-by con el FMI por u$s 4200 millones, lo que representa la ruptura final del presidente Lenín Moreno con las políticas de su predecesor de izquierda. Se trata de un plan que, según él, evitará que el país se convierta en una Venezuela.

El préstamo al país miembro de la OPEP forma parte de un paquete mayor por u$s 10.000 millones acordado con otras entidades multilaterales para apuntar la castigada economía de Ecuador, la cual carga con el peso de una deuda externa que aumentó durante el gobierno del ex presidente Rafael Correa, en parte debido a los préstamos respaldados por petróleo que le otorgaba China.

Moreno, que asumió el poder en 2017, ha tratado de reducir el gasto público y apuntalar las cuentas externas de Ecuador mediante emisiones de bonos, si bien sus anteriores defaults hicieron que los términos fueran onerosos. El precio del bono de referencia 2028 de Ecuador subió casi 2% ayer tras el anuncio.

"Gracias a las firmes decisiones que he tomado, no somos lo que Venezuela es hoy... hemos recuperado la democracia", aseguró Moreno en un discurso televisado el miércoles a la noche. "Este dinero creará oportunidades de trabajo para aquellos que no han encontrado nada estable".

En los últimos dos años, Moreno trató de reformar la economía mientras se distancia de la posición política más polémica de Correa, quien gobernó Ecuador durante una década.

El revoltoso izquierdista, que enfrenta múltiples acusaciones de corrupción en Ecuador y ahora vive en Bélgica, fue estrecho aliado de los regímenes socialistas como los de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Bolivia.

"Nuestro gobierno está recuperando su credibilidad", dijo Moreno cuando anunció el programa encabezado por el FMI, donde también participan otras entidades como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial. "El hecho de que el mundo nos crea demuestra que estamos en el camino correcto".

Ecuador cayó en recesión en 2016 con la caída de los precios globales del petróleo. Al mismo tiempo, al tener dolarizado su sistema monetario, no puede devaluar para ganar competitividad. El país todavía debe a China cerca de u$s 4000 millones en préstamos por petróleo, según estimaciones de Nomura.

Moreno dijo que la mayor parte del dinero proveniente del paquete de préstamo se destinará a "inversión social" y que en promedio es a una tasa de interés de 5% con vencimientos de hasta 30 años. Por el contrario, los u$s 1000 millones en bonos a diez años emitidos en enero fueron a una tasa de interés de 10,75%.

"La voluntad de Ecuador de recurrir al FMI definitivamente demuestra que el gobierno se toma en serio la tarea de estabilizar las finanzas del país y realizar reformas económicas", dijo Siobhan Morden, director de estrategia con renta fija latinoamericana en Nomura.

Los inversores elogiaron la decisión de Moreno de adelantarse a los problemas económicos del país y de recurrir ahora a las entidades multilaterales.