Financial Times

Cayó la inversión de capital en las empresas de Estados Unidos

Por RICHARD HENDERSON
Si bien los grandes grupos norteamericanos informaron que hubo un aumento del gasto, se mantiene en un nivel muy inferior a la suba de dos dígitos registrada tras la reforma tributaria de Trump en 2018.
Cayó la inversión de capital en las empresas de Estados Unidos
RICHARD HENDERSON
12/11/2019 | 23:31

La menor inversión en fábricas y equipos nuevos por parte de las grandes empresas estadounidenses persistió durante el tercer trimestre de 2019, según la reciente ronda de anuncios de resultados que incluyeron advertencias de los ejecutivos sobre la probabilidad de que los presupuestos disminuyan aún más en los últimos meses del año.

Los gastos de capital subieron 3,2% de julio a septiembre, en base a los informes presentados por el 80% de las empresas del S&P 500 que hasta ahora anunciaron sus resultados del período, según Refinitiv. Ese dato está más o menos en línea con el trimestre anterior -que marcó la tasa de crecimiento más baja en dos años-, pero es muy inferior al aumento de dos dígitos que acompañó a la reforma tributaria introducida el año pasado por el presidente Donald Trump.

Los ejecutivos también señalaron que el ritmo de crecimiento de la inversión en bienes de capital se derrumbará al 1,8% en el cuarto trimestre, lo que recalca la sombra que proyectan en las salas de directorio las guerras comerciales y otros factores globales.

3,2% fue lo que se incrementó el gasto de capital de julio a septiembre, nivel muy inferior al que se observó el año pasado.

"La inversión de liquidez por parte de las empresas seguirá baja mientras los equipos de conducción tengan que lidiar con una constante incertidumbre", señaló David Kostin, jefe de estrategias con acciones en Goldman Sachs, en una nota de investigación. En los anuncios de resultados del tercer trimestre, "muchos ejecutivos destacaron que se han diferido los gastos de capital porque están encarando las inversiones con mayor cautela", agregó. Kostin puso de ejemplo de esa tendencia a varias empresas de diversos sectores, incluidos los gigantes bancarios JPMorgan Chase y Citigroup, el grupo tabacalero Philip Morris y los fabricantes de aviones Boeing y Textron, compañía con sede en Rhode Island conocida por la marca Cessna.

Pese al menor crecimiento de la inversión en bienes de capital y a que el nivel de confianza de los CEO es el más bajo en una década, el apetito de los inversores por las acciones de empresas estadounidenses no ha mermado. El índice S&P 500 el viernes alcanzó un nivel récord.

La confianza en la fortaleza de la demanda tiende a impulsar las decisiones de inversión, lo que a su vez puede mejorar la productividad de una compañía, dijo Nancy Tengler, directora de inversiones de Laffer Tengler Investments en Phoenix, Arizona. El hecho de que ambas cosas hayan caído en tándem es "preocupante", aseguró.