Suplemento Especial

Renovables: un avance más tímido de lo previsto

La fuentes limpias, muy impulsadas desde 2016 con el Plan RenovAr, no logran crecer tan rápido como se anticipaba y no llegarían a cumplir el objetivo 2018.
Renovables: un avance más tímido de lo previsto

12/09/2018 | 00:00
El fomento de las energías renovables es, sin lugar a dudas, uno de los puntos altos de los 33 meses de gestión energética macrista. En dicho marco, el lanzamiento del Plan RenovAr, en mayo de 2016, se hizo con bombos y platillos. Las metas eran ambiciosas, pero alcanzables, según los entendidos en la materia: 8% de participación de fuentes renovables en la matriz eléctrica nacional hacia el 31 de diciembre de 2017 (con fiscalización un año más tarde) y 20% para 2025, con escalones intermedios: 12% para 2019, 14% para 2020, 16% para 2021, 17% para 2022, 18% para 2023 y 19% para 2024.

 

De esta manera, se buscaba cumplir con los objetivos delineados en la Ley 27.191, Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía, sancionada y promulgada en 2015. Y alcanzar los 10.000 MW renovables en 10 años. El desafío no era menor, considerando que, entonces, la contribución de las renovables a la matriz eléctrica era de solo 1,8%.

Más de dos años y varias rondas de licitaciones del RenovAr después, los números no hablan en favor de la gestión de gobierno: según los últimos datos publicados por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa), a julio de 2018, esta proporción se ubicaba en 2%.

¿Qué sucedió en el medio? Proyectos que se retrasaron en la ejecución de sus planes, proyectos que no lograron conseguir el financiamiento necesario para cumplir con los compromisos asumidos y una crisis que complicó a la industria. En parte como eco de esta situación, y también de las necesidades de ampliar la infraestructura de distribución que debe erigirse para poder integrar la nueva electricidad al sistema interconectado nacional, el Gobierno decidió suspender, de momento, la Ronda 3 del RenovAr, prevista para el segundo semestre de este año, y todo hace suponer que recién se realizaría en el mismo período del próximo.

Lo que sí anunció Sebastián Kind, subsecretario de Energías Renovables nacional al exponer en el congreso Argentina Wind Power 2018, organizado por el Consejo Global de Energía Eólica (GWEC, por sus siglas en inglés), la semana pasada, fue el MiniRen, una tercera ronda licitatoria que se lanzará en octubre y tendrá como principal característica el aprovechamiento de las capacidades disponibles en redes de media tensión y el fomento del desarrollo regional del país.

En este sentido, el MiniRen ofrecerá 400 MW de potencia, para ser conectados en redes de media tensión de 13,2 kV, 33 kV y 66 kV. La potencia máxima permitida por proyecto será de 10 MW y la mínima, de 0,5 MW.

El proceso, que comenzaría en octubre con la publicación de los pliegos, continuará a partir de marzo 2019 con el período de presentación de ofertas, el proceso de calificación, adjudicación y firma de contratos que finalizará en julio del año próximo.

Ahora bien, antes de que esto suceda, se espera que la participación de las renovables en la matriz eléctrica incremente con el ingreso a operación de proyectos que ya están en distintas fases de desarrollo. En este sentido, entre las Rondas 1, 1.5 y 2 del RenovAr y la Resolución 202, hoy hay 157 proyectos adjudicados por 4.966 MW de potencia. A su vez, la Ronda 2 obtuvo precios, en promedio, un 25% menores en tecnología solar fotovoltaica y un 27% más bajos en lo que hace a eólica en relación a la Ronda 1. En ella, fueron adjudicados 88 proyectos, de los cuales siete ya tienen su contrato de abastecimiento firmado.