En el Banco Central le prenden velas a las Leliq


22/01/2019 | 22:04

Una de las debilidades de las Letras del Banco Central (Lebac) como instrumento de regulación de la cantidad de dinero estaba en su accesibilidad. En ellas podían invertir tanto bancos como ahorristas y, también, grandes fondos institucionales. Tras la pérdida de credibilidad del Banco Central luego 28-D y el resentimiento de las condiciones financieras internacionales, la salida abrupta de Lebac disparó una corrida.

Con la eliminación de las Lebac y su reemplazo por Letras de Liquidez (Leliq) el BCRA pretende reducir ese riesgo, porque sólo pueden ser usadas por bancos, cuya exposición a dólares está limitada: la autoridad monetaria permite que las entidades financieras que regulan tengan activos en moneda extranjera en cartera propia hasta cierta porción de su patrimonio.

"Las Lebac tienen una fuente de inestabilidad adicional asociado a sus posibles tenedores. En especial, tenedores no residentes, que manejan posiciones a corto plazo muy grandes relativas al tamaño del mercado financiero doméstico. En cambio, el acceso a las Leliq está intermediado por el sistema bancario que, bajo regulación del BCRA, desincentiva este tipo de posiciones", dijo ayer una fuente del BCRA.