Economía y política

Vaca Muerta: especialistas advierten sobre los problemas de financiamiento y la falta de infraestructura

Por GUILLERMO PEREIRA
Diego Solís, de SPE Argentina; Luciano Fucello, del ITBA; y Federico Mac Dougall, de First  Corporate; disertaron en el Panel Empresas-Oil del 1er Energy Summit sobre los desafíos del sector.

11/07/2018 | 11:27

Vaca Muerta es el norte. El yacimiento no convencional de hidrocarburos situado en Neuquén es la gran promesa argentina que aloja la segunda reserva más importante de shale gas y la cuarta de shale oil a nivel global. 

En eso coincidieron los especialistas que participaron de panel de Empresas - Oil, en el marco del "1er Energy Summit", organizado por El Cronista y Apertura, aunque advirtieron sobre los problemas de financiamiento que afrontan algunos operadores y la necesidad de obras de infraestructura para un emprendimiento cuya actividad crece de manera exponencial.

"En el primer trimestre de este año, de la mano de la industria del petróleo, se tomaron 120.000 personas. Esto supone un ritmo de 76 personas por día durante ese período", señaló el co-director de la Especialización en Terminación de Pozos en Reservorios no Convencionales, del ITBA, Luciano  Fucello, uno de los panelistas invitados.

Ese crecimiento genera "más movimiento de personas y recursos sobre la ruta que une Neuquén con Añello (donde está Vaca Muerta)" y por ello se necesitan más inversiones fundamentalmente en infraestructura vial.

"En el primer trimestre de este año, de la mano de la industria del petróleo, en Vaca Muerta se tomaron 120.000 personas. Esto supone un ritmo de 76 personas por día durante ese período"

"Necesitamos inversiones en caminos, necesitamos del tren. Porque eso se va a trasladar, primero a la seguridad, y luego a la disminución de costos. Va a hacer falta porque esperamos que se duplique la actividad para el año próximo", sostuvo.

En esa línea, Diego Solís, titular de Society of Petroleum Engineers (SPE, por sus siglas en ingles) de la Argentina, resaltó la mayor implicación de algunas operadores locales a contramano del Estado.

"Las empresas operadoras están esperando algunas inversiones de infraestructura ya que el costo logístico es enorme y el famoso tren de Vaca Muerta que se barajó, está un poco trabado", afirmó.

Y continuó: "En algunos rubros -por ejemplo, la provisión de arena- uno ve que las empresas privadas y pequeñas están avanzando. Cuando empezamos en 2011 eso se importaba y ahora algunas areneras están comprometiendo inversiones. Ahora al tren, que podría bajar los costos sensiblemente, lo veo más complicado. No veo al Estado hoy poniendo la plata para eso".

Los problemas de financiamiento

Federico Mac Dougall. director del sector Energía, Petróleo e Infraestructura, de First Corporate, se refirió puntualmente a los problemas de financiamiento y a la reformulación que, en su opinión, se viene en la configuración de las compañías que operan en el yacimiento.

"Vaca Muerta es una gran oportunidad para las empresas grandes. Donde vemos un problema en los operadores medianos y pequeños que trabajan, que son alrededor de 2000", describió.

Y aseveró: "Desde septiembre de 2015, la tasa de financiación es positiva, es decir, mayor que su capacidad de trasladarlos a precios. Eso provocó que las empresas se vayan comiendo su capital de trabajo. Su continuidad va a depender mucho de la capacidad que tengan de absorber estos costos financieros crecientes o de ir perdiendo capital de trabajo y cada vez necesitar más capital de terceros".

"Vaca Muerta es una gran oportunidad para las empresas grandes. Donde vemos un problema en los operadores medianos y pequeños que trabajan, que son alrededor de 2000" 

Para Mac Dougall, la situación provoca una dicotomía entre las empresas "que supieron contener la suba de capital" y acompañaron el crecimiento exponencial de Vaca Muerta, y otras tantas que "son empresas que desordenadamente acompañaron el crecimiento".

"Esas empresas se están fondeando a tasa de mercado. Ese fondeo tiene números: descontar un cheque a 35/60 días, tiene un costo financiero anual del 50% en un banco de primera línea; en un banco provincial -si le caes bien al gerente- puede llegar al 29%; y si tenés que hacerlo en lo que popularmente conocemos como 'cuevas' puede llegar al 70%.
No hay empresa que soporte ese costo financiero", precisó.

Finalmente, pronosticó que "la turbulencia (financiera) va a durar un poco más" de los 6 meses que vaticinó el Gobierno.

"El año que viene es un año electoral, y en los años electorales siempre hay freno en las inversiones en activos locales. Es natural", afirmó. Y concluyó: "En Vaca Muerta lo que puede haber, por el incremento en los costos financieros, es muchas operaciones de reestructuración y fusión por oportunidad. Hay jugadores medianos y chicos que van a desaparecer, van a ser absorbidos por otros. Va a haber algunos problemas para reducir los costos, pero la senda va a continuar siendo positiva".