Economía y política

Por presión de las provincias, el Gobierno analiza eliminar los ATN

Por MARTÍN TORINO
Los Aportes del Tesoro Nacional prometen ser objeto de una batalla en el Congreso. El oficialismo logró un gesto político de gobernadores y ahora necesita sumar votos
Por presión de las provincias, el Gobierno analiza eliminar los ATN

12/09/2018 | 01:16

El presidente Mauricio Macri de a poco comienza a recibir presión de los gobernadores para que elimine los Aportes del Tesoro Nacional (ATN). Esta es una herramienta discrecional que la Casa Rosada quiere mantener para enviar fondos a los distritos subnacionales y que suele estar sospechada de tener un uso político arbitrario. No sólo los gobernadores reclaman eliminar este poder para la Rosada, sino que el FMI también pidió un ajuste por esa vía.

"Son $ 2000 millones de ATN y estamos discutiendo por un ajuste de más de $ 300 mil millones... La verdad que no sé que va a pasar con los aportes", manifestó una fuente de oficialismo, ayer, luego de que Macri recibiera a los gobernadores para discutir el Presupuesto 2019. En 2017, los ATN sumaron $ 5000 millones y este año bajaron el monto. Pero las provincias vienen reclamando para que el Presidente no cuente con una herramienta discrecional durante la elecciones de 2019. De hecho, muchas de las discusiones en torno al Presupuesto giran en torno a presiones de mandatarios que buscan que Macri pague un costo con el electorado, como las retenciones.

Los gobernadores aseguran que van a insistir para que supriman los ATN y en Nación saben que tendrán que dar esa discusión en el Congreso. "Desde el principio se pidió eso pero el Gobierno lo quiere tener para cualquier contingencia que ocurra en distintos lugares, como por ejemplo, inundaciones", comentaron desde Salta. Desde otra provincia agregaron: "Macri hace política con los ATN". De hecho, ese es un reclamo que se hace a todos los gobiernos: el manejo discrecional de los aportes del tesoro, en lo que puede generar cierta dependencia de los mandatarios.

Ante la falta de votos en el Congreso, el oficialismo tendrá que analizar cada uno de estos reclamos. Para sumar los apoyos de diputados y senadores de provincias peronistas, Macri deberá evaluar esos cuestionamientos y en el listado figuran los ATN. Es parte de una negociación que comenzará desde hoy, cuando el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, comience a trabajar en tándem con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y los legisladores radicales Mario Negri y Luis Naidenoff para sumar los votos.

Hasta ahora la Casa Rosada parece contar con el apoyo de un sector de la mayoría de los gobernadores, tales como Juan Manuel Urtubey (Salta) y Omar Gutiérrez (Neuquén), quienes participaron de la conferencia de prensa con Frigerio y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne. Pero hay otros mandatarios como Juan Manzur (Tucumán), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Carlos Verna (La Pampa), Alberto Rodríguez Saa (San Luis), Gildo Insfrán (Formosa) y Lucía Corpacci (Catamarca), quienes antes de llegar a la Rosada participaron de una convocatoria con la CGT y expresaron fuertes diferencias.

Los ATN no son sólo un reclamo interno, de los gobernadores. También son parte de los requerimientos externos que llegan a Macri. El FMI planteó a la Casa Rosada, en el reporte del staff que selló el crédito Stand-By. Allí el Fondo recomienda reducir las transferencias discrecionales a las provincias, de modo tal que los distritos también reduzcan sus gastos distritales.