Economía y política

"Nuestra responsabilidad es gobernar bien y esa es la mejor forma de hacer campaña"

Por  BERNARDO VÁZQUEZ

Hombre clave del gobierno de Rodríguez Larreta, cree que no es tiempo de pensar en las elecciones sino en la gestión. Asegura que el Paseo del Bajo se inaugura en mayo
"Nuestra responsabilidad es gobernar bien y esa es la mejor forma de hacer campaña"

19/02/2019 | 01:36

El jefe de Gabinete de la Ciudad de Buenos Aires, Felipe Miguel, visitó la redacción de El Cronista y se refirió a los principales temas de la agenda porteña de cara al año electoral.

- Su apellido figura entre los posibles candidatos a vicejefe de Gobierno. ¿Cómo se enfoca en la gestión actual?

- Mi foco está puesto 100% en lo que es nuestra responsabilidad. La mía en particular tiene que ver con llevar adelante el plan de gobierno que tenemos en marcha, las obras que están en ejecución, como el Paseo del Bajo, los viaductos Mitre y San Martín, la transformación de las escuelas y de la seguridad.

- ¿Pero va a haber un momento en el que se defina la estrategia electoral local?

- No hay una fecha precisa para eso. Seguramente será a partir del inicio del proceso electoral. Entiendo que la oposición tenga el tema electoral en la agenda más candente, pero para nosotros la prioridad es la responsabilidad de gobernar, de gestionar y de mejorarle la vida a la gente. Ahí ponemos el 1000% de nuestro esfuerzo.

- ¿No se largan a la campaña porque tienen encaminada la reelección de (Horacio) Rodríguez Larreta?

- Estamos convencidos en que nuestra responsabilidad es gobernar bien, y esa es la mejor forma de hacer campaña para lograr que nos valoren los vecinos y que en la instancia electoral nos apoyen y acompañen.

- ¿Se llegará a tiempo a terminar con las obras del Paseo del Bajo?

- Venimos en tiempo, para una obra de estas características es una muy buena noticia, esperamos inaugurarlo en mayo. Esperamos inaugurarlo en los primeros días de mayo, mantenemos muy bien el financiamiento de la obra en materia presupuestaria. Es una obra de una envergadura muy importante, que va a cambiar y afectar la vida de los vecinos muy positivamente, y de muchos que atraviesan la Ciudad, ya que une la Autopista Illia con la Buenos Aires-La Plata y genera dos tipos de circulación, una para el tránsito pesado y otra para el liviano.

- ¿Cómo afectó a la Ciudad la crisis económica del año pasado?

- Fue un año difícil. Para la gente y también para acomodar la gestión dentro del Gobierno. Pero muchos esfuerzos que veníamos haciendo en términos de austeridad y mayor eficiencia para gestionar los recursos públicos nos hicieron estar mejor. Hubo algunas decisiones, que si bien las acompañamos desde lo conceptual, como el pacto fiscal, requerían de un esfuerzo de la Ciudad, que fue la jurisdicción que más aportó. Redujimos el 10% de ingresos totales a través de Ingresos Brutos y del impuesto de Sellos, obviamente escalonados en el tiempo para poder hacer frente a semejante reducción, pero la pudimos ir acompañando.

- ¿Empiezan las clases?

- Ayer empezaron para los que arrancaron el primer año de secundaria, dos semanas antes del inicio regular. Son 20.000 chicos, es el tránsito más difícil el de esa edad. Soy muy respetuoso del proceso que llevan la construcción de estos acuerdos, y dentro de ese proceso no hay números formales, dada la importancia que tiene el tema. Es la prioridad número uno para nosotros, para la familia, los padres, los chicos y para la mayoría de los docentes que tienen vocación. Tampoco se nos escapa que algún gremio más politizado, kirchnerista, lleve agua para su molino a través de estas cosas. No corresponde, sería una muy mala decisión.

- ¿Hacen una autocrítica respecto al cierre de escuelas nocturnas?

- No cerramos ninguna, lo que se hizo fue adaptar las modalidades, actualizar los contenidos para que le sirva a la gente al momento de incorporarse al empleo. Lo que está claro es que este gobierno abre escuelas. Nunca en tanto tiempos se han abierto tantas escuelas, 52, y dos centros de formación. Tenemos un polo educativo como el Mujica, en Retiro, que pasa a ser la escuela más grande de toda la ciudad de Buenos Aires, una escuela de 22.000 metros cuadrados. Además, el Ministerio de Educación se muda al Barrio 31, a partir de agosto. Es el desafío que tenía Horacio (Rodríguez Larreta): que las villas pasen a ser barrios como cualquier otro de la Ciudad.

- ¿Se ocuparán las viviendas del Barrio Olímpico?, ¿alcanzan los montos de los créditos?

- Se está completando la totalidad de las personas que van a resultar adjudicatarias. Son 1050 departamentos y se va a completar todo. También construimos 2475 viviendas en Estación Buenos Aires, atrás de la cancha de Huracán, y hay otros 700 departamentos en Nueva Pompeya.