Economía y política

Moyano quebró el tope oficial en paritarias y acordó aumento de 25%

Por ELIZABETH PEGER
Se trata del incremento salarial más alto de los definidos en la actual ronda de paritarias. Triaca se tomará un mes para decidir si homologa o no el entendimiento
Moyano quebró el tope oficial en paritarias y acordó aumento de 25%

20/06/2018 | 00:00
Hugo Moyano se anotó ayer otro poroto en medio de su escalada de confrontación con la administración de Mauricio Macri. La amenaza de una huelga de tres días, con efectos contundentes en sectores sensibles de la economía, fue demasiado para las empresas del transporte de cargas que decidieron apurar la negociación con el líder sindical y acordaron un incremento salarial de 25% para los choferes de camiones, el mayor nivel de recomposición de la actual ronda de paritarias. Apenas un par de puntos por debajo del 27% inicial reclamado por el gremio, la suba salarial supera en 10% el techo de 15% que el Gobierno había impuesto en el primer tramo de las paritarias.

 

El impacto del aumento logrado por el sindicato de Camioneros, que hasta superó el esquema habilitado semanas atrás por un decreto presidencial que contempla una suba extra de 5% sobre el tope oficial, fue tal que algunas voces del Ejecutivo admitieron ayer que el 25% firmado por Moyano podría convertirse en la nueva referencia salarial para todo 2018.

"El aumento se logró y hay que pagarlo, le guste al ministro (Jorge Triaca) o no, al presidente (Mauricio Macri) o a (Luis) Caputo (nuevo titular del Banco Central). Y si no que se atengan a las consecuencias", enfatizó el propio Moyano en una rueda de prensa que ofreció junto a su hijo Pablo pocos minutos después de haber suscripto el entendimiento con las autoridades de la Fadeeac, la cámara empresaria de la actividad. La advertencia del jefe camionero apuntó concretamente a la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo no homologue el acuerdo.

El texto en cuestión fue recibido anoche por Triaca y sus colaboradores, quienes se tomarán 30 días para evaluar su legalidad. Si bien la homologación es relevante para cualquier acuerdo, en el sector admitieron que difícilmente provoque demoras en la aplicación efectiva de los aumentos. "Con los problemas que atraviesa la actividad nadie quiere un nuevo paro que complique todavía más las cosas", subrayó el directivo de una importante transportista. En Camioneros coincidieron con ese argumento: "El aumento se va a pagar esté o no homologado".

El acuerdo paritario estableció que la suba de 25% se aplicará en tres tramos acumulativos: 8% a partir de julio, 7,6% desde noviembre y 7,6% restante en marzo próximo. Con ese esquema, el sueldo básico (sin ningún adicional) de la actividad llegará en julio a $ 16.887, trepará a $ 18.169 en noviembre, para culminar en marzo en $ 19.550.

El convenio incluyó, en su artículo segundo, una cláusula de revisión que se aplicará en febrero próximo y supone que se negociará un incremento adicional si durante los primeros 8 meses de convenio la inflación supera el 15,66%. "Vamos a renegociar seguramente", analizó un vocero empresario.

Luego de firmar su paritaria, Moyano comunicó formalmente la suspensión del paro de 48 horas que había dispuesto para el martes y miércoles de la próxima semana, aunque ratificó la adhesión de Camioneros a la huelga general de la CGT del lunes 25. Entonces mandó un mensaje a la conducción de la central: "Hago un llamado de buena fe a los que conducen a la CGT para que pongan lo que tienen que poner para que ningún trabajador esté por debajo de la línea de pobreza", los desafió.