Economía y política

Los anabólicos al consumo funcionan bien pero la duda es qué pasará el día después

Por  CARLOS BOYADJIAN

En la primera parte del año el consumo tuvo un rumbo cambiante, aunque los incentivos que impulsó el Gobierno movieron las ventas. La duda pasa por saber qué ocurrirá cuando terminen los programas
Los anabólicos al consumo funcionan bien pero la duda es qué pasará el día después

18/07/2019 | 20:05

El programa Ahora 12, relanzado en mayo con menos tasa de interés y ampliado a todos los días, junto al fortalecimiento del plan Precios Cuidados y su variante versión 2019, Productos Esenciales, están dando buenos resultados, empujando el consumo en la previa del calendario electoral para cargos nacionales. El raid comenzará con las PASO del 11 de agosto y culminará en octubre o noviembre -dependiendo del resultado en primera vuelta- con el premio mayor, la Presidencia de la Nación, para el ganador.

El paquete de incentivos oficiales recibió un fuerte espaldarazo en los últimos dos meses, por una combinación de factores macroeconómicos, aunque en gran medida, derivados de decisiones de política económica. Así, la relativa estabilidad e incluso fortalecimiento del tipo de cambio desde fines de abril y la inflación convergiendo lentamente a niveles más bajos, fueron esenciales para cambiar el humor de los consumidores.

En este contexto, no hay que olvidar la prórroga de los aumentos de tarifas de servicios públicos decidido por el Gobierno en abril, que le quitó algo de presión al índice de inflación, ni el efecto de los aumentos acordados en paritarias en el poder adquisitivo de los salarios. Todo ello, junto a los incentivos específicos mencionados al comienzo de esta nota, contribuyeron a volcar dinero a la calle y fortalecer las ventas minoristas.

Tras la remake recargada de Ahora 12, sectores como electrodomésticos vieron casi duplicar sus ventas, mientras que en indumentaria, calzado y otros sectores, en general con planes sin interés de 3 y 6 cuotas, el incremento de ventas se ubicó entre 30 y 40%. Por su parte, en lo que se refiere a consumo masivo, Productos Esenciales funcionó muy bien. "En los dos meses que lleva el programa las ventas se duplicaron en volumen", aseguran desde una industria alimenticia de primera línea.

Sin embargo, la duda que prevalece es qué ocurrirá en el futuro, si pasadas las elecciones van desactivándose algunos o todos los motores de consumo. "En el verano hubo entrega normal en volúmenes y abril fue un mes bueno, pero mayo fue malo y junio peor que mayo, con caídas bastante abruptas del 20 o 25%", indicó la fuente. Con brutal realismo, remató: "Nos dimos cuenta que la gente se fue quedando sin nafta".

Por su parte, Mario Grinman, secretario de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), destacó que por Ahora 12 "todos los sectores han visto motorizada sus ventas", porque la gente aprovecha compras en cuotas fijas con un tope de tasa de interés del 20%. "El tema es ver hasta cuándo dura", se preguntó, y agregó que "con estas tasas y la inflación que tenemos, uno imagina que esto es coyuntural".