Economía y política

Lavagna habló de una candidatura, alertó sobre "atraso cambiario" y criticó las jubilaciones sin aportes

El economista aclaró que rechaza por igual al oficialismo y al kirchnerismo y avisó que ve "demanda" para su candidatura, aunque puso condiciones. Cuestionó la tranquilidad por la quietud del dólar, las tasas reales positivas y hasta el aumento de gasto previsional durante el kirchnerismo.
Lavagna habló de una candidatura, alertó sobre "atraso cambiario" y criticó las jubilaciones sin aportes

03/03/2019 | 20:19

El exministro de Economía Roberto Lavagna anticipó que intentará ser candidato a presidente para las elecciones 2019, con la condición de lograr una "concertación" entre el peronismo no kirchnerista, el radicalismo disidente, el socialismo y los focos desarrollistas en materia económica, aunque descartó participar en unos comicios internos con otros candidatos de esos espacios.

"Si la demanda está seré candidato, y yo he comprobado que está. El tema es que seamos capaces de construir una oferta que sirva para cerrar la brecha. No tiene sentido que nos tironeen de un lado o del otro. Lo contradictorio sería ir a internas. La concertación tiene que empezar por la definición de un programa, que no son cientos de páginas, sino cinco grandes acuerdos de fondo que no son solo sobre la economía, sino también de otros temas como seguridad y educación", indicó, en una entrevista brindada al diario Perfil

Y añadió: "Imaginemos que yo estoy dentro de la frontera de Alternativa Federal. Entonces, Alternativa Federal, o el Frente Renovador, que es un componente importante de Alternativa Federal, hace una elección, designa a un candidato y les dice a todos los demás: 'Acá está mi candidato, vengan a concertar'."

El economista procuró dejar en claro que se encuentra igualmente alejado del presidente Mauricio Macri que de su antecesora Cristina Kirchner, a los que responsabilizó de la formación de la "grieta" y del tenso clima político que atraviesa el país.

"Los dos fueron hacia los extremos. La vocación que tiene Cambiemos por quedarse con todo, es innegable. La misma vocación del kirhcnerismo con contenido ideológico distinto, o con una praxis distinta, porque a veces darle contenido ideológico a esto es darle demasiado peso. Han creado otra vez en la historia argentina una grieta de profundidad. La grieta tiene de un lado a los marketineros y del otro lado a los pseudoideólogos", sostuvo.

Dólar atrasado y expansión de las jubilaciones

En términos económicos, Lavagna cuestionó la tranquilidad del gobierno en estas últimas semanas en las que el dolar no sufrió grandes variaciones, al poner de manifiesto el elevado nivel de inflación y de las tasas de interés. "Elogiar que el dólar se está atrasando sin moverse, con tasas de inflación de entre 3 y 4%, y porque la tasa de interés está en niveles del orden del 50%, con tasa en las tarjetas de crédito de entre 80 y 120%, es muy tonto o hay un interés", dijo.

Además, criticó con dureza el debate entre gradualismo y shock que existió en los primeros dos años de la era Macri al remarcar que la dirección de las políticas estaban "erradas" desde un comienzo debido a que no buscó incentivar la demanda en el mercado interno.

"El Gobierno erró con las políticas clave. Con algunas ingenuidades, como creer que la economía iba a arrancar por la vía de la inversión. En el mundo capitalista, al cual pertenecemos, afortunadamente, la primera pregunta de un inversor es si voy a tener rentabilidad, pero no en 50 ó 20 años: al segundo o tercer año el empresario busca rentabilidad. En la Argentina, no había consumo, había dólar atrasado y no había posibilidad de exportar. Sin demanda, no hay condiciones para invertir", afirmó.

Y especificó: "Hay 8 millones de personas que están desocupadas o subocupadas, o están fuera del mercado de trabajo porque buscar trabajo cuesta y no hacen el intento o están en actividades de nula productividad económica y nula protección social. Durante los 4 años del gobierno de Macri, no solo no vinieron inversiones, sino que siguió saliendo capital."

Por otro lado, Lavagna cuestionó la expansión del gasto social a través de jubilaciones, pensiones y asignaciones sin contraprestación que entregó el kirchnerismo al señalar que la economía no crecía lo suficiente para solventar tal crecimiento del gasto público y generar nuevos puestos de trabajo en el sector privado.

"Nadie se preguntó, en un país cuya economía no crece para solventarlo, cómo se hacía para pasar de 7 millones de personas que cobraban salario del Estado, jubilaciones, pensiones, la asignación universal por hijo, a 19 millones. Durante el gobierno de la presidenta Kirchner se pasó de 7 millones a 17 millones, y en el gobierno de Macri se pasó de 17 millones a 19 millones. Eso es populismo. La inflación tiene que ver con la emisión monetaria destinada al financiamiento de buenas intenciones, pero cada vez más necesarias en un país estancado. Dentro de dos años, en lugar de 19 van a ser 21 porque la economía está estancada, no se crea trabajo", comentó.

Elogios a Larreta y las ojotas con medias

A la hora de destacar logros de la gestión de Macri, el exministro de Economía rescató la política en el sector aerocomercial con el incentivo a la llegada de aerolíneas low cost y elogió a Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal por sus gestiones en la Ciudad y en la Provincia, respectivamente, aunque remarcó que sus roles están "sujetos" a la orientación de las políticas a nivel nacional.

"Lo mejor que hizo Macri fue permitir la llegada de aerolíneas low cost y el metrobus. Le doy extrema importancia a que hoy Córdoba es un centro importante, que Salta está en condiciones de serlo, que haya vuelos desde Neuquén y de Cataratas a Europa sin pasar por Buenos Aires, y que haya una conectividad interna. Y eso hay que defenderlo. Es posible que haya intento de marcha atrás", recalcó.

Y agregó: "En la Ciudad se ve a alguien con capacidad de iniciativa y gestión, y Buenos Aires es varias provincias en una, con características muy distintas, y sujeta a la política nacional. Si el esquema económico nacional no funciona, es relativamente poco lo que la gobernadora puede hacer."

Además, Lavagna se refirió a la foto de su encuentro con Miguel Pichetto a principios de año en Cariló, en la que el economista sobresalió por lucir ojotas y medias, lo que provocó todo tipo burlas en las redes sociales.

"Yo ni sabía que hay derecho y revés en las medias, y que hay que poner el logo en un lugar o del otro. Iba a venir a visitarme el senador Pichetto, con quien tenemos buen diálogo y sé que es muy formal, así que estaba en el dormitorio de mi casa con los pantalones largos en la mano cuando mi mujer me dice que ya habían llegado. Entonces, dejé el pantalón y salí a atenderlos. Se armó un sainete", explicó.