Economía y política

Kicillof cerró filas con sus diputados nacionales en la previa de su 2M

Por  SEBASTIÁN IÑURRIETA

Con el Presupuesto 2020 y el Fondo del Conurbano en agenda, el gobernador recibió en La Plata a Sergio Massa y los legisladores nacional del todismo. Como en la asunción, pospone su discurso en la Legislatura.
Kicillof cerró filas con sus diputados nacionales en la previa de su 2M

20/02/2020 | 23:48

Casi a las 12 de la noche terminó el agasajado de Axel Kicillof a un contingente de diputados nacionales por Buenos Aires, encabezados por el jefe de bancada del todismo, Máximo Kirchner, y el titular de la Cámara baja, Sergio Massa. También llegaron a la residencia oficial el único senador del espacio, Jorge Taiana (que reemplazó a Cristina Fernández de Kirchner) y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro.

Para un gobernador bonaerense que es acusado desde las intendencias peronistas de gestionar sin ellos, fue más que una cena para plantear el "estado de situación"; en especial por la promesa de continuar con este tipo de cónclaves. Más allá de la necesidad de crear un "gen" bonaerense, problema de identidad que suelen tener todos los gobiernos desde La Plata, que implique un alineamiento legislativo para pensar en un conjunto provincial y no tanto en posibles réditos de pago chico.

El primer round será, claro está, el Presupuesto 2020: el objetivo de Kicillof, que venía de un almuerzo también de 4 horas con el presidente Alberto Fernández, es "consolidar un bloque transversal" que defienda colectivamente "los intereses de la provincia" en el Congreso. "Hay asuntos pendientes que el gobierno de (María Eugenia) Vidal ha dejado de lado, y nuestra intención es acompañar a Axel en los legítimos reclamos, como lo es el Fondo del Conurbano", recalcó la diputada Cecilia Moreau, una de las oradoras de la noche, blanqueando otra de las batallas financieras que se vendrán,. "Queremos quitarle definitivamente el mote de 'inviable' a la provincia", resumieron fuentes oficiales.

La reciente polémica entre los ministros de Seguridad de Nación y provincia, Sabina Frederic y Sergio Berni, formó parte de la charla. "La población no va a perdonar que nos distraigan con rumores o supuestas diferencias. Hay que enfrentar los problemas y sentar las bases para solucionarlos", fue el mensaje del gobernador.

Ayer, en un acto en Malvinas Argentinas, Kicillof retomó el tema pero esta vez apuntando contra la prensa. "Ciertos medios porteños se han dedicado a hablar mucho de la provincia en estos días. Hemos estado en tapas de muchos diarios, pero se olvidaron de decir algo, de una novedad, que es que el gobierno de la PBA está trabajando con la legislatura y los intendentes para proponer en marcha de nuevo a la provincia. Necesitamos que ustedes conozcan lo que se está haciendo para hacer la tarea entre todos", reprochó.

El cónclave con los legisladores nacionales, siendo el primero, no desembocó en ningún proyecto de ley. A la espera del Presupuesto albertista, Kicillof tiene que preparar el propio. Pero no sólo eso: durante los próximos días afinará el discurso que brindará ante la Legislatura provincial en la apertura de sesiones.

Dejando atrás al tradición vidalista de encabezar la asamblea el 1 de marzo, confiaron fuentes oficiales, Kicillof postergaría el evento un día, para no chocar con el equivalente nacional en el Congreso, al igual que ocurrió con su asunción en diciembre en la que invitó a Alberto Fernández y a Cristina Fernández de Kirchner. No están confirmadas aún sus presencias para el 2M.

En este sentido, Kicillof se asemejaría más a otro antecesor, Daniel Scioli, que tenía por costumbre posponer su discurso, incluso en 2014 llegó a hacerlo recién el 5 de marzo.