Economía y política

Ibarra: "Si hacemos los deberes para bajar el déficit, estaremos mucho mejor"

Por  BERNARDO VÁZQUEZ

El funcionario admitió la preocupación por el escenario económico, pero se mostró optimista. Adelantó que no habrá otra mejora salarial para estatales hasta febrero
Ibarra: "Si hacemos los deberes para bajar el déficit, estaremos mucho mejor"

30/08/2018 | 02:17

"Teníamos un Estado bobo, con un retraso fenomenal, un Estado ´jurásico". Desde esa evaluación, Andrés Ibarra, el ministro de Modernización, se planteó los objetivos de avanzar en la transformación del Estado y la conectividad de los argentinos tras su desembarco en la Casa Rosada. Si bien advierte que la coyuntura económica demora los tiempos para poner en marcha esos planes, mantiene su optimismo. "Si hacemos los deberes para bajar el déficit, estaremos mucho mejor", aseguró en una entrevista con El Cronista. La marcha de las paritarias en el sector público y los recortes de personal en el Estado, en la agenda de su gestión.

- ¿Cuál es el balance de estos dos años y medio de gestión de Cambiemos?

- Creo que estamos haciendo cambios de fondo, estructurales en la Argentina. Por supuesto que tenemos todos una gran preocupación por la principal vulnerabilidad que tiene el país que es la situación externa, se nos hace complicado. La coyuntura es complicada, el nivel de inflación no es el que hubiéramos querido y si Dios quiere lo vamos a ir bajando porque la política monetaria es austera. Argentina ha tenido una situación de vulnerabilidad gigantesca, no se era consciente, había un gran engaño con la inflación, la pobreza, y eso nos lleva a un tiempo superior al que teníamos previsto en términos de despegue general.

-¿Y observan con preocupación la situación económica?

-El Presidente es la primera persona que está preocupada, es el que recibe todos los pedidos y los reclamos, y es el primero en estar preocupado por acelerar la velocidad de esos cambios. La baja del déficit fiscal es otro cambio revolucionario en Argentina, alguna vez teníamos que tomar el tema en la magnitud y la importancia que tiene, con un déficit que pueda ser manejado para que no dependamos del financiamiento externo.

 

 

 

-¿La situación internacional complica el escenario interno o es un problema nuestro?

-El mundo esta complicado, tiene vaivenes, la lira turca y la situación de los emergentes. Por eso este proceso es de construcción de confianza, si hacemos los deberes para bajar el déficit, siendo austeros, mostrando institucionalidad, aunque estemos en esta turbulencia, nos va a dar resultado y estaremos mucho mejor.

-¿Cuáles son los objetivos en los que se ha concentrado Modernización desde el inicio de la gestión?

-Nosotros tenemos dos grandes objetivos de gestión: la transformación del Estado y la conectividad de los argentinos. El balance es muy positivo por los avances que se van logrando, es un gran proceso de transformación. Nos planteamos tener un Estado que funcione, que le dé servicios al ciudadano, un Estado simple, que elimine la burocracia, donde todos los trámites puedan ser digitales. Había que cambiar porque encontramos un Estado desorganizado, caótico, con gente que ni siquiera iba a trabajar. Fue la primera parte dura que tuvimos que afrontar.

-Hubo recortes en la planta de agentes públicos...

-Bajamos un 14% la cantidad de empleados de la Administración Pública Central, unos 35.000 puestos.

-¿Creen que sigue sobrando personal en el Estado?

-Las nuevas tecnologías nos dan muchas posibilidades de usar inteligencia artificial. Cada una de las áreas del Gobierno tiene planes. Teníamos un Estado bobo, con un retraso fenomenal, teníamos un Estado ´jurásico, no por la gente, ya que hay muchos muy capacitados, muy buenos, muy comprometidos, sino por las políticas, que estaban mal enfocadas. Por eso el Presidente sigue diciendo que necesitamos un Estado que funcione, que sea simple.

Implementamos una política de planeamiento de dotaciones. Cada área depende. Hay algunas situaciones donde sí sobra y otras donde falta. Donde sobra, se van a tomar las medidas necesarias, pero no hay ninguna decisión política de plantear una ´ola (de despidos), o que sobra un equis por ciento de trabajadores.

En muchos lugares sobra y en otras falta, lo que tratamos de generar es el mecanismo de intercambio. Por eso habilitamos un mecanismo de movilidad y capacitación.

 

 

 

-¿Cómo continúan las discusiones paritarias en el sector público?

-El martes firmamos (con el gremio de UPCN) un complemento que no se incorpora al salario, un complemento puntual, de dos tramos de bonos, obviamente remunerativo de $ 2000 y $ 4000, más un ajuste de algo que incorporamos, que es un premio por presentismo. Entonces hemos complementado la paritaria que habíamos firmado. Desgraciadamente, la situación del Estado es muy delicada, y este esfuerzo que hacemos (por la baja del déficit), este año pega en la paritaria del sector público. Acompañar los esfuerzos con una política salarial que sabemos que es insuficiente pero es lo que se puede pagar.

-¿Hay posibilidades de un nuevo aumento para los estatales antes de fin de año?

-Antes de fin de año, no, pero hemos firmado una cláusula específica para firmar la grilla (salarial) y evaluarla en febrero próximo. Tampoco queremos que la grilla y la prima salarial se contaminen con estas situaciones.

-¿Y cómo está funcionando el sistema de retiros voluntarios que habilitaron en la administración nacional?

-Con los retiros queríamos llegar a unos 5000, estamos en 2000 y posiblemente hagamos una nueva apertura porque hay todavía casos en donde se ha planteado. Estamos abajo de lo que habíamos previsto, pero es lógico, la situación de cierta incertidumbre hace que quizás no sea tan atractivo.