Economía y política

Frigerio reconoció que no saben hasta cuándo se sostendrá calma en mercados

Por  MARIA IGLESIA

"Estamos mejor, estamos haciendo todo lo humanamente posible", indicó el ministro del Interior aunque remarcó que no sabe hasta cuándo se mantendrá el contexto actual. Lo dijo en el almuerzo organizado por el Cicyp.
Frigerio reconoció que no saben hasta cuándo se sostendrá calma en mercados

12/09/2018 | 16:38

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, reconoció que desde el Gobierno están haciendo todo lo posible para mantener la calma en los mercados financieros. Sin embargo, indicó que no sabe hasta cuándo lo podrá mantener.

"Estamos mejor, estamos haciendo todo lo humanamente posible para sostener la calma de las variables económicas, sin poder garantizar que se pueda sostener", reconoció. A su vez, señaló que si se logra a partir del año que viene el equilibrio de las cuentas públicas y en 2020 se alcanza a tener superávit, se estará avanzando en un "buen camino".

El ministro del Interior habló en el almuerzo del Cicyp al que, inicialmente había sido invitado el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que no pudo asistir por razones de salud.

"No nos podemos plantear la baja de los impuestos que nos habíamos propuesto", admitió hoy el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en el almuerzo del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). Lo hizo en relación directa a las retenciones que el Gobierno decidió imponer a las exportaciones, aunque unos minutos antes había defendido que Mauricio Macri había reducido la presión impositiva.

Luego de las palabras de bienvenida del anfitrión, Adrián Werthein, en el que manifestó el apoyo de los 407 empresarios que escuchaban atentos, Frigerio comenzó discurso haciendo un repaso de variables que estaban mejor que antes, a su entender, como los créditos hipotecarios y la pobreza.

Calificó que ya no es "políticamente incorrecto hablar de la necesidad de llegar a un déficit cero en la Argentina; esto marca un antes y un después".

Y volvió a señalar al rojo en las cuentas públicas como el principal problemas. "La Argentina, lo tenemos que reconocer, es de los países más vulnerables del mundo. Principalmente por el déficit fiscal", dijo. "El estado nacional y los estados provinciales tienen que vivir con lo recaudado y no tomar deuda para los gastos corrientes", agregó.

Mencionó también que "el sistema previsional nacional, como el de las provincias, tienen un problema de sustentabilidad en el largo plazo, que la política hay que abordar".

Sobre la crisis que atraviesa el país, aseguró: "Ahora tenemos que demostrar que podemos salir de la crisis y volver a crecer". Cuando se lo interrogó, luego de su exposición sobre cuánto va a durar la recesión actual, respondió que va a depender, en parte, de que se logre despejar las incertidumbres. Y resaltó, una vez más, que es clave "bajar el déficit y no tener que salir a pedir prestado", hecho que a su entender va a marcar un "punto de inflexión".

Entre los empresarios que lo escuchaban en el Hotel Alvear estaban Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio), Juan Carlos López Mena (Buquebus), Nicolás Caputo (Grupo Caputo) y Marcelo Figueiras (Laboratorios Richmond), entre otros.

Pese a que el Gobierno estima que este año la economía caerá 2,4% y que la inflación superará el 40%, el ministro intentó transmitir confianza en el futuro. "Tenemos que ser optimistas sobre lo que ocurre en la Argentina", sostuvo, que "el pasado quedó definitivamente atrás", y que el presidente es el "mejor piloto de tormentas" ya que sin él no se hubiese conseguido "respaldo internacional".