Economía y política

Estiman que en 2020 la suba de precios se desacelerará paulatinamente

Según un informe de Ecolatina, durante la la gestión Macri la inflación acumularía alrededor de 250% entre 2016 y 2019 y las tarifas subirían cerca de 550%.
Estiman que en 2020 la suba de precios se desacelerará paulatinamente

21/07/2019 | 14:00

Durante la gestión del presidente Mauricio Macri habrá tenido lugar un reacomodamiento de precios relativos, mientras que la inflación acumularía alrededor de 250% entre 2016 y 2019, las tarifas subirían cerca de 550% y el dólar escalaría más de 400%, según un informe de Ecolatina.

La contracara de este proceso, advierte el reporte, sería que los salarios nominales crecerían en torno a 200%.

“Así, aunque prácticamente se habrán corregido los atrasos tarifarios y cambiarios heredados, el poder adquisitivo habrá retrocedido significativamente en el período”, señala el informe de la consultora.

"Producto de que no es posible bajar sensiblemente la inflación a la vez que se corrigen los precios relativos, y que no será posible incrementar el gasto en subsidios, en 2020 la suba de precios se desacelerará de manera paulatina. Concretamente, la misma pasaría de la zona del 40% en 2019 a un piso de 30% en 2020 (por caso, el FMI elevó su proyección de inflación para el próximo año de 21,2% a 32,1% en su última revisión)", plantea la consultora.

Para Ecolatina, uno de los principales problemas económicos que heredó el gobierno de Cambiemos fue la distorsión de precios relativos, entre los que sobresalían el atraso tarifario y cambiario.

En esta línea, señaló que entre 2007 y 2015 la inflación acumulada más que duplicó a la suba del tipo de cambio y de las tarifas, por lo que el gobierno de Mauricio Macri intentó encarar un proceso de corrección de precios relativos en simultáneo con una reducción de la inflación general.

Aún así remarcó que “lamentablemente, este segundo objetivo estuvo lejos de alcanzarse ya que la corrección de precios relativos aceleró la inflación”.

Según el informe, la suba de tarifas no solo era necesaria para generar un esquema de precios relativos que reflejara más fielmente la estructura de costos de nuestra economía: además, era central para achicar el importante déficit fiscal primario.