Economía y política

En medio de críticas, Peña se corre de su rol de frontman del Gobierno

Por DAVID CAYÓN
Tras los cambios, el funcionario se corrió del centro de la escena mediática. Ahora habrá reuniones diarias de gabinete y comunicarán todos los ministros
En medio de críticas, Peña se corre de su rol de frontman del Gobierno

06/09/2018 | 03:33

Las crisis modifican hábitos. Y eso es lo que parece estar sucediendo en la Casa Rosada en donde se vive un clima de cierta crisis. La administración Cambiemos cumplió ayer 1000 días y, luego de una semana cargada de rumores de despedidos, nuevos ministros que no fueron y una corrida cambiaria que nadie sabe si terminó, uno de los actores principales del Gobierno se corrió de la escena principal en busca de aplacar una de las tantas quejas que hay contra el Gobierno.

El Jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien supo ser la voz cantante del Ejecutivo evitó mostrarse esta semana luego de un fin de semana de encuentros y reuniones que terminaron en una poda del gabinete y un reacomodamiento de sus funcionarios. Acostumbrado a ser la "cara" de Cambiemos, Peña canceló sus presencias en eventos. No fue al acto de la UIA, donde se recibió con calidez al ministro Dante Sica y donde nadie hizo gestos de extrañarlo mucho. Y, por primera vez desde que asumió, no fue al Congreso -lugar en donde había logrado entablar un idea y vuelta con el kirchnerismo que parecía sentarle bien- para presentar el informe de gestión. Tampoco se paró frente a los periodistas acreditados en la Casa Rosada ninguno de los tres días lunes, martes y miércoles- en donde hubo reunión de Gabinete para responder consultas al respecto. "Decidieron que bajara un poco el perfil, más en medio de tantos pedidos de buena parte de la city para que presente su renuncia. Aunque no necesariamente es una pérdida de poder, pero ya no va a ser el logo de Cambiemos", explicó un funcionario que conoce la interna del poder.

En medio de este reacomodamiento, ayer se conocieron los cambios en la estructura de los Ministerios. La rareza fue que lo que se debería haber conocido por la mañana con la publicación del Boletín Oficial, se difundió a las 17:00 cuando se publicó el órgano de difusión oficial.

Desde el entorno de Peña minimizan este cambio de actitud y exposición del hasta ayer "frontman" del Gobierno y señalan que con el cambio de estructura el achicamiento de ministerio y la salida de los dos vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui- hubo "una redistribución de los roles y las responsabilidades" y aseguran que ahora se verá mayor presencia "del resto de los ministros". Hasta prometen que nadie se "salvará" de enfrentar a los periodistas, ni siquiera el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne.

En esta nueva estructura se dieron de baja las reuniones de coordinación y se pasará a una estructura de encuentros de gabinete diarios. "Ahora todos los ministros van a estar más empapados de todos los temas y todos los días habrá uno o dos hablando con la prensa", explicó la fuente oficial.

Ante las consultas deEl Cronista señalaron que Peña "no perdió ni se le limitó" el poder. Pero sí reconocen que hay una decisión de que tenga un perfil más bajo. En este nuevo rol que ocupará aseguran que estará más marcado por la gestión, rol que cumplían en parte Lopetegui y Quintana. "La voz cantante del Gobierno la llevará Peña porque forma parte de sus funciones como jefe de los ministros, pero ahora sin los vices se va a ocupar más de la gestión y la organización general del Gobierno", indicaron las fuentes.