Economía y política

En dólares, el salario promedio cae al punto más bajo en nueve años

Por  SANTIAGO LILO

Si bien el tipo de cambio fijo distorsionó al indicador entre 2012 y 2016, se espera que, por la devaluación, se llegue al piso de los u$s 800, el menor monto desde 2009
En dólares, el salario promedio cae al punto más bajo en nueve años

11/09/2018 | 00:31

Con el aumento del dólar de más de 100% entre enero y septiembre, el salario promedio de la economía medido en divisas caería en septiembre a su punto más bajo de los últimos nueve años, al cabo de la crisis de las hipotecas subprime y, en términos locales, a las postrimerías de la crisis del campo que enfrentó al gobierno de Cristina Kirchner con los productores.

Según estimaciones privadas, tomando en septiembre un dólar promedio de $ 40, el indicador que mide el poder adquisitivo del salario en relación a los bienes y servicios importados alcanzaría un piso de u$s 800 en caso que se convalide el nivel del tipo de cambio actual. Esta es la cifra más baja registrada desde el 2009: en septiembre de ese año los sueldos cayeron a los u$s 720.

Cabe aclarar que, entre 2012 y 2016, se mantuvo vigente la política de tipo de cambio fijo impuesta por el ex ministro de Economía, Axel Kicillof, una medida que provocó una sobrestimación de los sueldos en moneda extranjera. Pese a esto, la depreciación cambiaria de 35% en agosto derrumbó por completo al indicador.

Tan es así que, según los cálculos de Juan Luis Bour, economista Jefe de FIEL, el salario promedio en dólares- medido por la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que publica el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de forma mensual- romperían su punto de equilibrio en septiembre. "Estamos a la espera de un overshooting, y estimamos que se rompa la línea de los u$s 800", aseguró.

El pronóstico de FIEL coincidió con el de Gustavo Ludmer, economista de la UBA, que prevé que, a un precio de dólar actual, los salarios del sector privado registrado alcancen el piso de los u$s 790. En su análisis, esto significaría un ajuste de 44% respecto al promedio de u$s 1400 que tuvo el mercado en el período 2013- 2017.

Según Bour, los salarios en dólares vienen derrapando desde junio. En ese mes, el Ripte publicó un salario promedio de $ 29.500 del sector formal que, a un tipo de cambio promedio de $27, se alcanzó un monto de u$s 1080. "Estimamos que en agosto el deterioro se profundice aún más y perfore el piso de los u$s 1000", dijo Bour. No obstante, el economista advirtió que este es un efecto temporario producto de la reciente suba del tipo de cambio. "Se irá corrigiendo a niveles de entre u$s 900 y u$s 1000 hacia fin de año".

A diferencia del salario real, que indica la evolución del poder de compra del asalariado frente a la aceleración de precios, el indicador dolarizado sirve para medir otros factores. "Te importa medir el salario en dólares para comparar cómo evolucionó el poder de compra en relación a bienes de mucho componente importado", explicó Martin Vauthier, economista de EcoGo, y ejemplificó: "Esto incluye a autos, motos y electrónica, que tienen entre un 70 y 90% de componentes del exterior".

Para Fernando Marengo, economista Jefe de Arriazu, este derrumbe tiene otras dos consecuencias. "Si baja el salario en dólares, mejora la rentabilidad de los sectores exportadores que tengan mano de obra intensiva porque vende a un dólar más alto, pero los salarios -sus costos- ajustan por inflación en pesos", explicó. Entonces, la ganancia extraordinaria se dará por esta brecha: un ingreso que ajustó a un tipo de cambio que devaluó un 100% en estos nueve meses, y un costo de mano de obra que ajustó por paritarias, por debajo del 30%.

Además, aclaró Marengo, "parte del déficit de dólares que tiene la Argentina es por la cuenta turismo. Y, con estos niveles, se perderá poder de compra para hacer turismo en el exterior y hará que mejore la cuenta corriente por esta vía". Por el contrario, todos los análisis indican un repunte de la industria de turismo receptivo no sólo por el cambio de tendencia de los argentinos sino por el aumento del poder de compra de la divisa.

 

Competitividad regional

 

Si bien no se publicaron aún estudios actualizados sobre la comparación regional de este indicador, ya en mayo - con un dólar promedio de $21- el salario mínimo en dólares argentino se encontraba en el cuarto puesto del ránking regional, según un informe publicado en mayo por el Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV Argentina. Con un dolar que ayer cerró a u$s 38,20, los $ 10.000, ya están en u$s 261,78, muy cerca de los mínimos en la región que, hace cuatro meses, ostentaban Brasil y Venezuela, con u$s 260

En mayo, el salario mínimo había caído a u$s 384, debajo de Uruguay, Chile y Ecuador, con u$s 452, u$s 443 y u$s 386, respectivamente. Les siguieron en el ránking Perú y Colombia con un sueldo mínimos cercano a los u$s 280.