Economía y política

Empresarios insisten en que hay que dejar libre el dólar y bajar las tasas

Por NATALIA DONATO
Dirigentes de diversos sectores consideraron preocupante el contexto externo y coincidieron en la fragilidad de la economía local. Piden medidas al Gobierno
Empresarios insisten en que hay que dejar libre el dólar y bajar las tasas

14/08/2018 | 04:30

La baja de tasas tan ansiada por el sector productivo, especialmente por las pequeñas y medianas empresas, cada vez parece más lejana. Cuando parecía que el mercado cambiario había encontrado la calma y los funcionarios empezaban a hablar de una inminente reducción en el costo de financiamiento, otro episodio internacional golpeó a la economía argentina, que está mostrando permanentemente sus signos de extrema debilidad. Se devaluó fuerte la lira turca, la siguieron todas las monedas de los emergentes y la Argentina no fue la excepción. El dólar subió casi 3% y una de las respuestas del Banco Central fue la suba de la tasa de política monetaria al 45%. Para los empresarios, esta situación vuelve mucho más complejo el escenario hacia adelante y la posibilidad de una rápida recuperación económica, que desde el Gobierno proyectan para fin de año.

"Uno puede esperar lo que sea, pero la turbulencia internacional se puso fortísima. Es lo externo lo que pega, lo que no quiere decir que eso alivie las cosas. Las mantiene tan complicadas como estaban. Desde el punto de vista del acceso al crédito, para las pymes las tasas ya eran demasiado altas. Lo que era imposible ayer es imposible hoy", afirmó el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja. El también vicepresidente de la UIA sostuvo que "el panorama internacional es complejo, no es un mero soplido, y la economía local es frágil".

A su vez, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss, afirmó que "el contexto internacional le pega a la Argentina mucho más que a otros países, complica seriamente la actividad económica". En ese sentido, remarcó que "a la compleja actividad de los últimos seis meses, le sumás las tasas en estos niveles, el dólar que se sigue moviendo; es una complicación adicional a todo el panorama. No sé cuándo vamos a salir. Además, todo esto que pasa con la obra pública -denuncias de corrupción- contribuye a la desaceleración económica, sin dudas".

Al presidente de FIAT, Cristiano Rattazzi, no le preocupa la suba del dólar, pero precisó que el Banco Central no debería subir las tasas para intentar frenarlo. "Soy un gran fanático de la libertad de los mercados; y si el mercado dice que el peso está sobrevaluado, hay que dejarlo que establezca dónde tiene que estar. Hoy no somos un país fuerte como para podamos permitirnos tener una moneda fuerte", aseguró el industrial automotriz.

Sobre el traslado a precios de la suba de la divisa, Rattazzi destacó que en esta oportunidad no hubo mucho traslado porque "se está volviendo una economía normal". Según agregó, México y Colombia "devaluaron 80% y hubo poca inflación. No me preocupa eso. Prefiero exportar más a importar menos", aseveró el empresario.

Desde Industriales Pymes Argentinos (IPA), su presidente, Daniel Rosato, reiteró el enorme perjuicio que generó el aumento de las tasas en las pymes porque no tienen cómo financiarse y comienza a afectar la cadena de pagos. "Con la suba del dólar, nadie quiere vender a largo plazo, todo quieren vender a corto plazo, y con estas tasas es imposible afrontar las obligaciones", afirmó el dirigente.

Rosato consideró que "la clave es qué medidas se están tomando para que eso se revierta. Le venimos planteando al Gobierno trabajar sobre tres ejes: congelar las tarifas energéticas por seis meses; controlar las importaciones y dar opciones de financiamiento a tasas más accesibles. Hasta ahora no tuvimos respuesta", precisó Rosato. Sobre el valor del dólar, el industrial destacó que "debería quedar libre y que bajen las tasas".