Economía y política

El backstage de la jura del gabinete: los 'grupitos', la vuelta de Zannini y los grandes ausentes

Por  EZEQUIEL M. CHABAY

El Cronista siguió de cerca la previa a la sunción de los ministros. Algunos no estuvieron en la previa, otros se rodearon de sus más cercanos y varios ex funcionarios de Cristina retornaron a la Rosada.
El backstage de la jura del gabinete: los 'grupitos', la vuelta de Zannini y los grandes ausentes

10/12/2019 | 17:31

Todavía sin asumir en sus cargos, la veintena de ministros que Alberto Fernández designó para que lo acompañen en su gestión diaria celebraron el retorno del peronismo y el kirchnerismo a la Casa Rosada con un cóctel, precisamente, entre el amplio Salón Eva Perón de la Casa de Gobierno, próximo al balcón que da a la explanada de la calle Balcarce.

A veces apretados, algunos transpirando la "gota gorda" por el abrumador calor que golpeó este martes el cemento de Buenos Aires, los colaboradores más próximos del presidente almorzaron con él unos copetines bandejeados por los mozos hasta que el jefe de Estado fue llevado cerca de las 15 al Salón Blanco para recibir el saludo protocolar de las delegaciones extranjeras, en mayor parte representada por sus embajadores y unos pocos jefes de Estado e invitados especiales.

Hasta las 16, con el sonido de las bandas y los militantes entrando por las rendijas de los ventanales, los ministros compartieron una suerte de "convivencia" forzada en el primer piso de la Casa  Rosada. Unas pocas figuras estuvieron ausentes: la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro. De la exmandataria nada se dijo; sobre los otros ministros, se los excusó debido a las formalidades y tareas en curso.

Hasta las 16, los ministros compartieron una suerte de "convivencia" forzada. Unas pocas figuras estuvieron ausentes: la vicepresidenta Cristina Kirchner; el jefe de gabinete, Santiago Cafiero, y el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro.

Sergio Massa, flamante presidente de la Cámara de Diputados y tercero en la línea de sucesión, fue de los primeros en sentarse a sus anchas en la sala decorada con fotografías de la segunda esposa de Juan Domingo Perón, ocupando uno de los dos sillones con estatura más elevada que el resto de los que componen el mobiliario de la habitación donde operó alguna vez la Fundación Eva Perón. 

Alrededor de Massa, por momentos de pie y otras sentados, se vio conversar con agrado al ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; a la titular de Aysa y esposa del tigrense, Malena Galmarini; al ministro de Transporte, Mario Meoni, y el titular de Trabajo,  Claudio Moroni. Varios de ellos con pasado o presente en el Frente Renovador, rieron a carcajadas cuando Massa le reclamó a un mozo que se preparara "para tocar los bombos" tras preguntarle a qué presidente apoyaba.

El canciller, Felipe Solá, bromeó buena parte de la jornada y anunciaba pomposamente la designación de tal o cual colaborador como "alto comisionado" para algún organismo inventado; el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello, fue y vino del salón ajustando detalles del cronograma; en tanto el jefe de asesores, Juan Manuel Olmos, aprovechó un sillón y cada vaso de agua con hielo que se le acercaba para hacer frente al calor. Luego tuvo una charla con la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, sobre los frisos del cielorraso con escudos de las provincias.

El Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, se apoltronó en una esquina de la mesa de madera de roble, junto a su beba en brazos, que cayó rendida por el cansancio, y su esposa. En el otro extremo, más cerca del ventanal, lo hizo el ministro de Salud, Ginés González García, que mató el tiempo "hablando de fútbol" con el presidente del bloque Frente de Todos en la Legislatura porteña y amigo personal del presdiente, Claudio Ferreño. 

Algunos secretarios también fueron parte de la convivencia ministerial. Es el caso del vicecanciller Pablo Tettamanti; el embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, o el diputado nacional y ex gobernador de San Juan José Luis Gioja, o el diputado Daniel Filmus, que desembarcará en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto a cargo de una subsecretaría enfocada en Asuntos Antárticos.