Economía y política

El Gobierno busca aval del Mercosur para negociar un acuerdo con Centroamérica

Por  CARLOS BOYADJIAN

Quiere que el bloque permita avanzar en un acuerdo sectorial bilateral. Hasta ahora no se logró por la oposición de Brasil pero en el Gobierno confían en alcanzar un entendimiento ahora
El Gobierno busca aval del Mercosur para negociar un acuerdo con Centroamérica

15/07/2019 | 20:28

Con el envión del reciente acuerdo con la Unión Europea, en la Cumbre del Mercosur el gobierno argentino buscará lograr consenso al interior del bloque para poder negociar, individualmente, un acuerdo automotor con Centroamérica, un destino que en los últimos años se posicionó como el segundo mercado importador, aunque todavía muy lejos de Brasil.

"Venimos hablando sobre la idea de negociar un acuerdo marco para el sector automotor con los países de Centroamérica", señaló a El Cronista el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser.

El funcionario explicó que durante la Cumbre, Argentina buscará consensuar con Brasil, Paraguay y Uruguay que "los países que quieran puedan negociar, a diferentes velocidades, un acuerdo para autos y autopartes, parecido al que hay con México". Este es un acuerdo basado en cupos anuales sin arancel.

Fuentes de la Asociación Fábricas de Automotores (Adefa) y el autopartismo confirmaron que el tema está en agenda hace tiempo, pero la posición de Brasil, favorable a la negociación en bloque, trababa el tema. Ahora habrían cambiado las condiciones, de allí la estrategia oficial de redoblar esfuerzos para avanzar separadamente.

"Como sector, acompañamos y estamos interesados en un acuerdo con los países de Centroamérica, ya sea en forma bilateral, al estilo de lo que se ha firmado con México, o hacerlo bajo el acuerdo marco Mercosur", indicó una fuente de Adefa. De todos modos, admitió que por ahora no hay precisiones sobre qué tipo de acuerdo se buscará. Los principales mercados son Honduras, República Dominicana y Nicaragua.

En el sector autopartista creen que la medida impulsará el desarrollo de un mercado con potencial de crecimiento, pero afirman que "las exportaciones a Centroamérica no figuran ni entre los 20 primeros destinos". Pese a ello, el beneficio sería por doble vía, mayor demanda de las terminales si crecen las exportaciones a la región y más ventas directas por reposiciones.

Tras la caída de exportaciones a Brasil en 2017 la industria automotriz buscó mercados alternativos y apareció Centroamérica como destino cada vez más relevante. En 2016 se exportaron a esos países 2433 unidades, mientras que en 2018 fueron 16.355, pero es una región que importa unos 170.000 vehículos al año.