Economía y política

Diana Mondino: "El Gobierno se pegó un tiro en el pie con el cepo, ya que tiene que comprar dólares al BCRA"

Por  DOLORES OLVEIRA

Sobre la negociación por más fondos del FMI, la economista dijo que no es lógico prestarle al que de todos modos va inexorablemente al default.
Diana Mondino: "El Gobierno se pegó un tiro en el pie con el cepo, ya que tiene que comprar dólares al BCRA"

16/09/2019 | 23:02

Diana Mondino, economista de CEMA, dijo que el Estado complicó el nivel de reservas del Banco Central todavía más con las restricciones cambiarias, porque el Tesoro nacional sólo puede comprarle a la autoridad monetaria los dólares para sus compromisos externos.

La economista liberal opinó que el default podría no tener consecuencias si es transitorio, pero que la recesión que ya dura ocho años viene dificultando la capacidad de pago de Argentina. Sobre las negociaciones por desembolsos del Fondo Monetario Internacional  (FMI), Mondino advirtió que "el dinero bueno no sigue al dinero malo".

En diálogo con El Cronista, Mondino consideró que las expresiones de Alberto Fernández  antes y después de las elecciones PASO fueron "desafortunadas", y que el oficialismo tuvo manifestaciones que "no aportaron tranquilidad", porque ambos "hablan para la campaña".

¿Qué consecuencias tendrá para Argentina el default selectivo y compulsivo?

El hecho de que el default sea para unos instrumentos y no para otros es un alivio muy temporal. En la medida en que estos pagos se puedan hacer y sea claro que era sólo por un tema de liquidez, no debería tener demasiadas consecuencias. Sin embargo, está bastante claro que Argentina tiene problemas muy fuertes. La recesión de la que no logra salir en los últimos 8 años ha dificultado todo tipo de pagos. Por lo tanto, las consecuencias van a ser importantes tanto para el soberano como para el sector privado.

¿Qué opina del cepo? ¿Cómo espera que se profundice el control de cambios con el próximo gobierno?

El shock que estamos teniendo en nivel de actividad es relevante, y eso es lo que va a determinar la duración de cualquier tipo de medida económica. Si la Argentina profundiza las restricciones, más profunda será la recesión. Por otra parte, liberar restricciones con la expectativa de que la economía se recupere es bastante difícil si el nivel de problemas acumulados ya es muy alto. Cuando tenés poca fiebres te podés levantar, cuando tenés mucha fiebre mejor que no te levantes. No se puede tener default y tipo de cambio libre, y control de la inflación, y expectativa económica. Al haber tenido default, aunque sea temporario, ya estas cuatro variables no se ajustan entre sí. La eficacia del cepo se manifiesta en la brecha con el contado con liquidación, fundamentalmente. Poca brecha, quiere decir que el cepo duele poco; mucha brecha, significa que está haciendo mucho efecto y negativo.

¿Cómo cree que actuará el FMI frente a este nuevo escenario?

El Fondo, a pesar de ser tan criticado, financió el déficit de estos dos últimos años. Al permitir que se pague a otros acreedores, dio tiempo a la Argentina. Pero al país no le alcanzó, y el FMI quedó sujeto a la suerte argentina.

¿Qué margen hay para que siga ayudando?

Nunca va el dinero bueno detrás del dinero malo. Si se considera que Argentina no tendrá capacidad de pago, no habrá nuevos desembolsos.. Si vamos a ir a un default de todas maneras, no tiene sentido que nos otorguen más dinero. No sería lógico ni para el acreedor ni como para el deudor ir a pedirlo. Yo no tengo idea de cómo va la negociación con el Fondo, pero el problema que tiene es que tiene dos interlocutores, el Gobierno y el candidato Alberto Fernández, que hasta ahora no ha manifestado voluntad de proceder. Lo razonablemente es que fuera un representante de cada uno de ellos a negociar en conjunto.

¿Alberto Fernández bombardeó la economía?

Tuvo bastantes expresiones desafortunadas antes de las PASO. Después, la reacción importante de los bonos y acciones fue antes de que abrieran los mercados en Argentina, fue en Europa. Ante ese shock de los inversores externos, el Frente de Todos actuó con espontaneidad y no con grandeza. Después remontaron el barrilete, pero la primera semana después de las PASO se hicieron manifestaciones importantes, muchas de ellas por parte de Fernández. Después recapacitó; sus asesores seguramente tuvieron la oportunidad de explicar lo que significaba. En Argentina tendemos a pensar que en campaña se puede decir cualquier cosa. Esto es un acto de infantilismo. Y por parte de todos. Las declaraciones de Fernández fueron inapropiadas, pero las de Cambiemos tampoco aportaron tranquilidad. Todos hablan para su público, sin conciencia de las repercusiones en el exterior.

¿Qué Banco Central tendrá el próximo gobierno? ¿Habrá reservas internacionales?

Es muy difícil de saber porque depende del balance externo, de las necesidades del Tesoro y del sector privado. Además es un mito que lleva un siglo. Las reservas son necesarias cuando hay tiempo de cambio fijo; con un cambio flotante, no son necesarias. Pero en una economía tan volátil como la argentina, carecer de reservas amplifica todos los problemas. Hoy para mantener un cepo, el Banco Central tiene pocas reservas. El problema es que hay déficit fiscal y al Estado, para pagar sus propios compromisos, no le alcanzan los pesos para comprar los dólares en el mercado.

¿O sea, el cepo complica el pago de la deuda?

Tener un cepo dificulta más al Estado porque antes con pesos podía comprar dólares en el mercado a un precio que era más bajo, pero ahora sólo lo puede comprar a $ 60 al Central, porque no puede ir al mercado abierto donde es mucho más caro. De este modo, el BCRA va quedándose sin reservas porque atiende las necesidades del Tesoro. Esas son las consecuencias del cepo. Es tirarse un tiro en el pie.

¿Si el FMI no apoya, es opción pedir créditos a China?

No tiene diferencias deberle a uno u a otro. El problema argentino es que no la alcanza la plata para pagar a nadie.