Economía y política

Cuánto se “come” el impuesto a las Ganancias del bono de fin de año

Por  DOLORES OLVEIRA

Por  JAVIER RODRÍGUEZ PETERSEN

El gravamen tendrá un distinto impacto en el bono de $ 5000 según se trate de trabajadores con o sin carga de familia. Y si son privados o estatales.
Cuánto se “come” el impuesto a las Ganancias del bono de fin de año

15/11/2018 | 06:00

Tras la revelación de El Cronista, acerca del impacto que podría generar el bono de fin de año en las escalas del impuesto a las Ganancias, el senador peronista Miguel Pichetto presentó ayer un proyecto de ley para eximirlo. El efecto se hace evidente al evaluar los escenarios para empleados privados o públicos que pertenezcan a un convenio colectivo con sueldos altos. Así, un grupo grande de trabajadores va a ver menguados los $ 5000 del bono de fin de año por efecto del Impuesto a las Ganancias.

El tributo impacta de forma diferente según el nivel salarial, entre los empleados que tienen y los que no tienen cargas de familia y también entre los estatales –que cobrarán los $ 5000 en un solo tramo en diciembre- y los privados –que lo cobrarán en dos cuotas, una en diciembre y la otra en febrero-.

Para los ejemplos que se toman (salarios netos de $ 29.800 sin cargas de familia y de $ 40.000 con deducción por cónyuge y un hijo), el impuesto puede llevarse hasta el 9% del total del bono.

Sin embargo, el impacto puede ser mayor aún: en un sueldo de $ 62.000, Ganancias puede llevarse $ 1750 de los $ 5000 del bono, un 35%.

Empleados privados

Los trabajadores privados registrados cobrarán el bono de $ 5000 en dos cuotas de $ 2500, con los sueldos de noviembre (es decir, a principios de diciembre) y enero (a principios de febrero).

Según los cálculos que realizó Joaquín Romero, analista de impuestos de Auren, Ganancias le restará en diciembre $ 88,81 al bono de un trabajador que cobra $ 29.800 de bolsillo y no tiene deducciones familiares y $ 225 al de uno que cobra $ 40.000 y deduce cónyuge e hijo.

En febrero, al primero no le realizarán ningún descuento y al segundo le sacarán $ 108,58 (sin el bono, no pagaría nada).

Así, al terminar de cobrar el bono, en lugar de los $ 5000, el trabajador sin cargas de familia y con un sueldo neto de $ 29.800 habrá cobrado $ 4911,19 y el de $ 40.000 que deduce a la pareja y a un hijo, $ 4666,42.

Además hay que agregar que la parte del bono que se cobra en enero, para el trabajador sin carga de familia y que cobra $ 29.800 de bolsillo tendría impacto en Ganancias en el acumulado del año.

Empleados estatales

Como los trabajadores del sector público cobrarán los $ 5000 juntos en diciembre, el impacto es diferente.

Al que cobra $ 29.800 netos y no hace deducciones familiares, Ganancias le quitará $ 213,81 del bono. Y el que cobra $ 40.000 de bolsillo y descuenta Ganancias por cónyuge y por un hijo, deberá pagar $ 450 extra por el impuesto.