Economía y política

Cristina Kirchner: "El fracaso de este modelo no es por la impericia o inutilidad de Macri"

Que se hagan cargo los que levantaron las banderas de estas políticas durante años y hoy tenemos estas consecuencias", señaló la ex presidenta durante la presentación de su libro en La Matanza.

21/09/2019 | 17:49

Cristina Kirchner regresó a La Matanza para presentar su libro "Sinceramente" y, tras criticar al Gobierno, le pidió al público que no crea que la crisis "es por la impericia o la incapacidad de un Presidente".

"Hay una tentación muy fuerte darle y darle a Macri. Que no les hagan creer que esto es por la impericia o la incapacidad de un Presidente. Que se hagan cargo los que levantaron las banderas de estas políticas durante años y hoy tenemos estas consecuencias", señaló.

En el auditorio central de la Universidad Nacional de La Matanza, ante un auditorio de 1600 invitados y miles de personas que siguieron el evento desde la calle, la ex presidenta consideró necesario "discutir los márgenes de ganancia" en alusión a lo que consideró "aumentos brutales" de las tarifas de los servicios públicos que se registraron en lo que va de la gestión de Cambiemos.

"En dos años la empresa que brinda servicio eléctrico en la provincia tuvo u$s 345 millones de ganancias. Si vos vendés iPhone, un invento que quiere todo el mundo, está bien que tengas esa ganancia. Pero cómo podés tener u$s 345 millones de ganancia en un servicio que es público y además es monopólico"

"Hubo rentabilidades brutales. En dos años la empresa que brinda servicio eléctrico en la provincia tuvo u$s 345 millones de ganancias. Si vos vendés iPhone, un invento que quiere todo el mundo, está bien que tengas esa ganancia. Pero cómo podés tener u$s 345 millones de ganancia en un servicio que es público y además es monopólico", se preguntó.

Acompañada por el candidato a gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y su compañera de fórmula e intendenta de La Matanza, Verónica Magario, la ex mandataria criticó la dolarización de las tarifas eléctricas porque las empresas "tuvieron millones en ganancias y no realizaron ninguna inversión de las que decían que iban a realizar".

"Tenemos apagones todo el tiempo en varias zonas. No pueden aplicarse las reglas del mercado a un servicio público y encima monopólico. No es sensato", advirtió.

Y añadió: "Habrá que discutir la formación de precios y los márgenes de ganancias. Cuando estábamos nosotros, que éramos 'horribles en términos económicos' -según ellos-, se cansaron de ganar plata, y ahora solamente gana un pequeño grupo de empresarios que son los vinculados al Gobierno".

La candidata a vicepresidenta también apuntó contra Christine Lagarde: "La vi con cara de yo no fui (en referencia a la entrevista que dio la ex titular del FMI sobre la situación económica argentina). Con cara de nosotros no queríamos en realidad".

Y lanzó: "No digo que antes no teníamos problemas. Pero los que teníamos se vieron multiplicados. El endeudamiento y el hambre sobre todo. Y me parece que no es justo".

Fin al endeudamiento

Al referirse al acuerdo con el FMI, Cristina Kirchner consideró que "no puede ser que siempre se esté discutiendo lo mismo".

"¿Cómo pude ser que con una población de grandes recursos humanos estemos siempre en la misma situación? Tenemos que sentarnos y poner un punto final al endeudamiento. Tengo el registro de Raúl Alfonsín que le puso un punto final a los golpes de Estado. Este gobierno tiene que ponerle un punto final al endeudamiento y que nunca más nos vuelvan a endeudar", afirmó.

Y en el cierre de su discurso, agregó: ""Claro que hay esperanzas. Pero quiero ser sincera. Tenemos que preguntarnos, en serio, qué nos pasa como país. Tengo fe en la construcción política. Creo que vamos a iniciar una etapa política diferente. Alberto [Fernández] es una persona de diálogo y de conciliar. Yo quiero que los sectores que más se beneficiaron le presten un poco de atención a los que apenas pueden sobrevivir".

Fue la primera aparición de Cristina tras su regreso de Cuba, donde visitó a su hija Florencia, internada en ese país, y luego de la decisión del juez federal, Claudio Bonadio, de enviarla a juicio oral y público junto a Julio De Vido y a otro medio centenar de imputados en la causa por los cuadernos de las coimas.