Economía y política

Carrió afirma ser sostén de Macri, pero desconfía de un sector del gabinete

Por  MARTÍN TORINO

La titular de la Coalición Cívica también mantiene una tensa relación con los radicales Sánz y Cornejo. Insiste en mostrar su fidelidad al Presidente
Carrió afirma ser sostén de Macri, pero desconfía de un sector del gabinete

10/09/2018 | 01:17

Elisa Carrió no estuvo en Olivos cuando se redefinió la distribución de poder de Cambiemos. Más allá de su ausencia, "Lilita" estuvo al tanto de todos los movimientos y mostró su desconfianza hacia sus socios: tanto de la UCR como hacia los miembros del Gabinete del presidente Mauricio Macri, especialmente, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

"Hay quienes aprovecharon la crisis para sumar una cuota de poder", planteó el último jueves en el Latam Economic Forum. La socia más importante de Mauricio Macri ya lo había dicho públicamente, con dardos elípticos a la UCR. "Yo sostengo a la República, al Presidente, a su equipo y no pido cargos", afirmó el fin de semana en el que la cúpula de Cambiemos se encerró en Olivos, y cambió la dosis de poder de algunos referentes del oficialismo, que incluyó un rediseño del organigrama del Estado.

Según fuentes del oficialismo, Carrió arrastra una tensa relación con el otro fundador de Cambiemos, el ex senador Ernesto Sanz. Tampoco tendría una relación aceitada con el gobernador y titular de la UCR, Alfredo Cornejo. En cambio muestra su apoyo al diputado Mario Negri, a quien la última semana le dedicó unas flores: "te voto para Gobernador". El legislador tiene aspiraciones de disputar la gobernación de Córdoba el próximo año.

Es por ese guiño a Negri que cerca de "Lilita" desmienten cualquier problema con la UCR. E incluso desconfían del propio gabinete de Macri. Cerca de Carrió creen que Frigerio es quien alienta las versiones de una guerra fría entre "Lilita" y los dirigentes de la UCR.

Desde la Casa Rosada, desmienten esa versión. "Nosotros cuidamos Cambiemos y construimos hacia afuera para fortalecer al Presidente. Ese es el rol de Rogelio. No hacemos internismo entre los aliados", comentaron cerca del ministro del Interior.

Tras esa reunión de Olivos, en la que quedó desplazado el vicejefe de Gabinete Mario Quintana, "Lilita" apuntó también contra otro peso pesado del Gabinete. Aseguró que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue quienentregó a Quintana.

La desconfianza con sus socios de Cambiemos quedó evidente en su presentación el último jueves. Allí Carrió aseguró que hay quienes "esperan arrancar poder al que está débil", en alusión al momento de crisis que atraviesa el Gobierno. La líder de la Coalición Cívica se diferenció y dijo que en esos momentos "yo abrazo al Presidente". Hasta llegó a repetir varias veces que su rol hoy es "sostener" a Macri.

Además quiso despejar las versiones de que el Presidente era quien promovía cambios en el Gabinete, tales como el reemplazo del ministro de Economía, Nicolás Dujovne, por su confidente Carlos Melconian. "El Presidente no le hizo ofertas a nadie; otros le hicieron a él", afirmó Carrió.

En la redefinición del poder de Cambiemos, "Lilita" quiso dejar algo en claro. Ella mismo dijo que sus palabras representan al propio Macri. Ayer, el único integrante de la Coalición Cívica en el Poder Ejecutivo, Fernando Sánchez, aseguró lo mismo: "mucho de lo que dice Lilita es consensuado con el Presidente". Carrió quiere dejar en claro que sigue teniendo línea directa con Macri.