Economía y política

Axel Kicillof: “No podemos relajarnos, más hoy, que sabemos que no es eterno”

El gobernador de la provincia de Buenos Aires destacó que “casi con certeza, en unos meses, nos vamos a vacunar y esto se va a terminar". Motivo que, según su visión, "justifica mucho más" los "sacrificios" que se han hecho hasta la fecha. Además, el funcionario subrayó que "no se puede flexibilizar nada" porque las tasas de ocupación en los hospitales "son muy altas".
Axel Kicillof: “No podemos relajarnos, más hoy, que sabemos que no es eterno”

14/08/2020 | 14:19

“No podemos relajarnos, más hoy, que sabemos que no es eterno”, dijo el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, desde la Quinta de Olivos, al hablar sobre la siguiente fase que se implementará en su territorio, en tándem con Ciudad y Nación, para paliar los contagios de Covid-19 hasta tanto la vacuna que se encuentra desarrollando Oxford sea una certeza.

Kicillof insistió en que la única forma de disminuir los contagios es frenar la movilidad. Durante su discurso, cuestionó a los que se oponen a la cuarentena. Y les recriminó que no es momento de seguir cavando la grieta.  

El gobernador confesó, apenas arrancó su alocusión en Olivos, que las noticias en torno al desarrollo de una vacuna en Rusia, y otra que se desarrollará en la Argentina, le cambiaron la vida. "Es un cambio absoluto", insistió.

“Casi con certeza, en unos meses, nos vamos a vacunar y esto se va a terminar", celebró. Lo cual, de acuerdo a su visión, "justifica mucho más" los "sacrificios" que se han hecho hasta la fecha

Dicho esto, Kicillof insistió en que los avances con la vacuna -tal como antes había dicho el presidente Alberto Fernández- son "un alivio para el futuro, no para el presente". E insistió en que mientras tanto “la única forma de cuidarse es una muy antigua, casi muy primitiva”, en alusión al distanciamiento social.

Fue en este punto que el gobernador remarcó:  “No podemos relajarnos, más hoy, que sabemos que no es eterno”. E insistió que, ahora "sabemos dónde está el final, no podemos tirarlo a la basura".

De paso, indicó que, en relación al coronavirus, "el planeta está en su peor momento" y enumeró a una serie de países en donde el virus “volvió”.

“No nos podemos descuidar, el mensaje es ese”, resaltó.

Al hacer alusión al sistema hospitalario, Kicillof remarcó que las tasas de ocupación "son muy altas, así, no se puede flexibilizar nada. Hay es un riesgo muy grande y además hoy sabemos que es por un tiempo”.

“El sistema de salud hoy no está colapsado porque tuvimos este tiempo que nos dio el aislamiento social, sino hoy estaríamos desbordados”, continuó, e insistió con que, en los casi 150 días de aislamiento social, se duplicaron las camas de terapia intensiva.

Más adelante, el jefe provincial apuntó contra quienes se oponen a la cuarentena: “No necesitamos que estén todo el tiempo atacando, negando las medidas; se hace difícil cuidar la salud con un coro permanente que conspira contra las medidas". "No es el momento de buscar votos, de cavar la grieta”, cuestionó y agregó: "¿En qué cabeza cabe que a nosotros nos gusta?".

Hacia el final de su exposición, Kicillof insistió que con la llegada de la vacuna "esto, como pesadilla, va a haber terminado". “Lo que les pido es que sigan cumpliendo”, agregó.

"Cuando termine esto, vamos a poder dedicarnos a lo que vinimos, a poner la Argentina de pie", remató el gobernador.